Off topic

20 años de la muerte de Kurt Cobain

MORDOVIA - CIRCA 1999 :  stamp printed in Mordovia with Kurt Cob

El próximo 5 de Abril se cumplen 20 años de la muerte de Kurt Cobain, lider del grupo musical Nirvana. Un grupo que encarnó mejor que nadie el espíritu de rebeldía de principios de los años 90 del siglo XX y que cristalizó en el surgimiento del grunge, música rock alternativa que enardeció a las masas y supuso un nuevo aliciente en una industria musical un tanto adormecida.

Surgidos de Seattle, conocida como la ciudad de la lluvia y ciudad natal de Jimi Hendrix, la explosión de Nirvana se produjo con su disco Nevermind. Una explosión de furia y rabia que enganchó a toda una generación y que se convirtió en un movimiento más allá de su calidad musical, muy buena para unos y corriente para otros. De la marginalidad a los circuitos masivos de difusión musical. Algo muy difícil de digerir para un grupo de jóvenes surgidos de la nada.

En Septiembre de 1991 Nirvana, Kurt Cobain, Dave Grohl( actualmente lider de Foo Fighters) y Kris Novoselic, lanzó Nevermind bajo la producción de Butch Vig( actual batería de Garbage y productor también de los primeros discos de Smashing Pumpkins) y desbancaron a Michael Jackson del número 1 de ventas. Algo inconcebible poco antes y una victoria simbólica de la escena alternativa sobre la música comercial. Un grupo distinto y auténtico, a pesar de las acusaciones de vendidos a la industria, que anteponía la música a los intereses comerciales. Salvando mucho( muchísimo) las distancias, algo parecido a lo que sucedería en España si Los Planetas desplazaran a los Bisbal, Shakiras y Alejandro Sanz de turno de las listas de discos más vendidos. Ciencia ficción. Pues allí lo consiguieron Nirvana y se convirtieron en el catalizador del descontento de toda una juventud. Y sin poder disfrutar de la difusión universal que vendría después con la revolución teconológica e Internet. Giras por Europa y un memorable concierto en el Festival de Reading de 1992 editado en DVD hace pocos años. Hubiera sido interesante ver que música habría producido Kurt Cobain sin intermediarios de ningún tipo y llegando directamente al público.

Por supuesto, no era todo de color de rosa. La vida interior de Cobain era un infierno. Magnífico compositor aquejado de frecuentes úlceras de estómago y de una adicción a la heroína que lastró su vida acompañado de frecuentes períodos depresivos: un laberinto sin salida. Eso y estar casado con otra adicta como Courtney Love no debieron ayudar en nada a su salud mental. La fama le afectó mucho llegando a barajar la posibilidad de retirarse para dedicarse a la pintura y eso hundió su felicidad en el más oscuro pozo. Drogas, infelicidad y bloqueo artístico. Un clásico entre las muertes prematuras de los idolos de barro. Aunque siempre nos quedan los conspiranoicos que proclaman que no se suicidó, sino que fue asesinado. Parecen olvidar el cóctel de pastillas con el que intentó suicidarse poco antes en un hotel de Roma.

Canciones como Smells like teen spirit, demoledor inicio de Nevermind, All Apologies o Come as you are forman parte del imaginario colectivo de la época. Y un recorrido más amplio del que se les reconoce. Su fama inicial era por la distorsión y el sonido afilado de  sus guitarras y letras. Pero fueron capaces de regalar un concierto acústico maravilloso editado en el año de su muerte.

Pero contra los mitos no se puede luchar. El suicidio a los 27 años de edad de un disparo en la cabeza, los malditos 27 de Hendrix, Janis Joplin y Jim Morrison, lo ascendió a los altares musicales y de ahí no ha bajado. Esa notoriedad es la que le ha supuesto seguir siendo uno de los músicos más rentables fallecidos llegando a superar incluso al Rey del Rock, Elvis Presley. Un cádaver joven y exquisito es lo que tiene: con su muerte prematura no ha llegado a envejecer y no sabemos qué carrera hubiera desarrollado en el futuro. ¿ Mejor o peor?. Nunca lo sabremos.