Sex and Life

2013: Un nuevo principio para el hombre

Male hairs belly, bellybutton

Si los mayas al final no tenía razón, y el mundo sobrevive al cataclismo, nosotros, los hombres, nos vamos a enfrentar a una circunstancia difícil: la crisis de la masculinidad.  Y es que mientras que las mujeres cada vez copan más posiciones en el trabajo, el hogar y todas las esferas de la actividad humana (a pesar de que el mundo no se los pone nada fácil), a los hombres el uniforme del cavernícola parece quedarnos cada vez más grande… Tenemos razones para llorar.

Y es que no sólo hemos perdido la exclusividad en ser los proveedores del hogar (cada vez más mujeres salen a trabajar, y cada vez más son cabezas de hogar, y reconocen que la presencia de un hombre suele ser más estorbosa que benéfica), además ya no nos corresponde la iniciativa en las relaciones (cada vez más mujeres saben lo que quieren y no dudan en decirlo en voz alta), y por si eso no fuera poco cada vez más se desprestigia más el look pelo en pecho y bigote altivo en nombre de una sensualidad más andrógina y femenina.

De manera que nuestro reto para el 2013 es claro: debemos rescatar la masculinidad de donde quiera que se haya escondido.

Con esto no queremos decir que pedimos un regreso al machismo. Lisa y llanamente creemos que es imprescindible que reinventemos cómo debemos ser los hombres. Debemos preguntar una y otra vez qué es un hombre… hasta que encontremos la respuesta.