Padres

5 películas para disfrutar con nuestros hijos en vacaciones

The_Goonies

Durante las vacaciones de verano de nuestros hijos, tenemos una amplia variedad de posibilidades para mantenerlos entretenidos y, al mismo tiempo, seguir con su educación en un ámbito distinto al de las clases escolares. Campamentos de verano, academias de inglés y campus de baloncesto son solo un ejemplo.

Además, contamos con la suerte de poder utilizar las nuevas tecnologías para mantener viva una de las mejores aficiones que existen: el cine. Debemos verlo no solo cómo una forma de entretenimiento sino, también, cómo una forma de educación y de hacer cosas con los hijos pequeños, mejorando la comunicación entre padres e hijos.

Hay películas especiales que son las que disfrutamos cuando éramos niños, adolescentes o jóvenes. Películas que recordamos por su historia, por lo que nos divertimos al verla y por las emociones que transmite. Y sería una buena oportunidad transmitir esa emoción de generación en generación. Y en verano disponemos de más tiempo libre en familia. Por esa razón, destacamos 5 películas para disfrutar con nuestros hijos estas vacaciones.

-Los Goonies. 1985. Steven Spielberg en la producción, Richard Donner en la dirección y guión de Chris Columbus: garantía de espectáculo, entretenimiento y diversión. Una película de aventuras donde un grupo de jóvenes, a punto de ver sus casas desahuciadas, encuentra en el desván de casa un mapa antigüo que detalla la ubicación de un tesoro pirata. A partir de ese momento, empieza la aventura por encontrarlo y el peligro de verse perseguidos por unos mafiosos que buscan lo mismo. Una película de acción, de sueños, un monstruo y de compañerismo donde se descubre el amor por primera vez. Y con el futuro Sam del Señor de los Anillos, Sean Astin, en uno de sus primeros papeles.

-Cuenta conmigo. 1986. Desde el inicio de la película ya nos atrapa el aire de finales de los años 50 en Estados Unidos. Una historia de Stephen King muy alejada de su universo particular de miedo y terror. Stand by me se inicia con la canción del mismo nombre interpretada por Ben E. King y cuenta la historia de cuatro amigos que salen a buscar el cadávez de un niño desparecido para hacerse famosos y salir en la tele y descubren el cadáver y la madurez. Amigos entre los que están el desaparecido River Phoenix y Will Wheaton, actualmente interpretándose a sí mismo en Bing Bang Theory. Una historia de camadería y de superación en la que los amigos se convierten en tu mundo cuando eres niño y con los que crees que nada malo te puede pasar.

-Toy Story. 1995. Una saga de animación que fue la primera creada por la factoría Pixar y que supuso una auténtica revolución en el mundo de los efectos digitales. Un taquillazo de más de 350 millones de dólares de recaudación que sigue las aventuras de un grupo de juguetes animados, el vaquero Woody( con la voz de Tom Hanks en su versión original y la de José Luis Gil, La que se avecina y Juan Cuesta en Aquí no hay quién viva, en España, y Buzz Lightyear. La acción se inicia en la habitación de un niño que cuando sale de ella, los juguetes cobran vida. Llena de acción y diversión para una tarde de cine familiar y de palomitas. Con dos secuelas para seguir disfrutando hasta el infinito o más allá.

-La princesa prometida. 1987. Una deliciosa película. Para niños y para mayores que quieran sentirse niños nuevamente. En su cuarto, un niño(Fred Savage, Aquellos maravillosos años) le pide a su abuelo( Peter Falk, el genial Colombo), que le cuente una historia y su abuelo, obediente, le narra la historia de amor entre Buttercup(Robin Wright) y Westley. Una historia de amor pero también de peleas y luchas de espadas , de venganza y con una cantidad de actores secundarios de lujo. Y una gran banda sonora, quizás la mejor, a cargo de Mark Knopfler. “Yo soy Iñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate a morir“. No fue un éxito de taquilla pero su mito empezó con su aparición video y reivindicada por grandes directores. Y hasta hoy.

-Los cazafantasmas. 1984. Humor, gamberrismo y las gansadas de Bill Murray y el desaparecido Harold Ramis en el reparto junto con Dan Aykroyd y Sigourney Weaver. Una comedia fantástica que gira alrededor de tres amigos parapsicólogos que crean un negocio de cazafantasmas y se ven envueltos en multitud de aventuras con unos métodos de investigación similares a los de Iker Jiménez. Para echar unas risas con unos fantasmas de fondo.