Salud y ejercicio

Acudir al dentista

dentistas

Los dentistas, u odontólogos, es una de las especialidades médicas con peor fama entre los usuarios. A los hombres, en general, no nos gusta aceptar que somos humanos y podemos enfermar, así que evitamos acudir al médico salvo caso de verdadera necesidad. Así pues si ya evitamos acudir al médico cuando estamos mal, ¡ni hablar de visitar a un especialista por una mera revisión! Ya lo decía nuestra madre: Es mejor prevenir que curar. Es una gran verdad, y cuesta aceptarlo. Veamos algunos motivos para acudir al dentista.

Nuestros dientes son muy resistentes y por eso no solemos hacerles demasiado caso, pero como muchas cosas que damos por supuestas no las valoramos hasta que las perdemos.

Uno de los principales problemas, y eso que tiene una muy fácil solución, es la acumulación de sarro en la superficie de nuestros dientes. Este sarro es uno de los factores que hace que seamos más propensos a la aparición de caries. Así pues una limpieza bucal anual nos evitará a la mayoría la aparición de una caries, que sí es molesta e incluso dolorosa.

Cuando se inicia una caries no notamos ningún síntoma, por lo que puede pasar desapercibida y crecer si no se tiene una vigilancia periódica. La parte buena es que el desarrollo de la caries es lento, por lo que lo más probable es que con una simple revisión anual se detecte y se solucione, con un simple empaste, antes de que llegue al nervio y duela. Dicen que el dolor de muelas es de los peores que podemos sufrir, así que nos conviene hacer lo posible por evitarlo.

Ya sabemos todos que el ruidito que hacen los aparatos del dentista es insufrible, pero es preferible tener algo de dentera durante un rato que perder alguna pieza o incluso necesitar un implante, que ya es una operación quirúrgica.

Venga… si hace más de un año que no visitas al dentista: coge el teléfono y pide cita.