Relaciones

Afrontar una cita a ciegas

Couple at bar.

Afrontar una cita a ciegas genera mucha ansiedad. No sabes lo que te vas a encontrar. Puede que la chica no te guste o que te sientas rechazado.

Por lo general este tipo de encuentros se organizan por culpa de amigos en común que consideran que pueden encajar bien o fruto de algún portal de contactos. Para que soportes la situación y los nervios no te juegan un mala pasada, nosotros te damos una serie de consejos.

La primera impresión siempre resulta muy importante. Por lo general la gente no entra por la vista. Para la ocasión hay que elegir un atuendo que no sea ni demasiado formal ni descuidado, donde se resalten nuestros aspectos más positivos. Tienes que encontrarte cómodo contigo mismo.

Es conveniente que acudas a la cita a ciegas con puntualidad y que lo hagas con una sonrisa en la boca. Notará que eres una persona alegre e ilusionada. En el caso de que vayas acompañado por tus amigos a lo mejor te encuentras más relajado e incluso ellos pueden ayudarte a romper el hielo con algún tema de conversación que tengáis en común.

Si no sabes como iniciar la conversación, intenta conocer cosas de la otra persona, como a qué se dedica, qué tipo de películas le gustan o la comida. Todo esto sin necesidad de parecer un detective interrogándola. Puedes llevarle un obsequio que no sea muy caro, pero si quieras sorprenderla puedes llevarla a una degustación de chocolates.

Debes de escuchar todo lo que te diga y darle a la otra persona la oportunidad de que te conozca. En esta primera cita no se te ocurra hablar de relaciones pasadas ni de dramas personales. Hay que ser lo más positivo posible.

No te debes de ilusionar demasiado ni tampoco desanimarte. Solo tienes que tener una segunda cita en el caso de que hayas notado que existe cierta química entre los dos. Recuerda que es mejor mostrarse sincero si no te gusta.