Off topic

Amas a tu coche porque te sientes solo

Beautiful lady standing near retro car

Un nuevo estudio psicológico ha salido a revelarnos las razones de que existan tantos amantes de los automotores: tenemos apego por los autos debido a nuestra soledad. Como suena.

Un estudio aparecido en la publicación online norteamericana Journal of Consumer Research señala que entre las posesiones más estimadas por el común de los mortales se encuentran los automóviles, y la razón de ello no es estatus social que se vincula con un coche, su utilidad como transporte o su valor como inversión: lo que nos ata a los coches es nuestra soledad.

Según los responsables del estudio, hay evidencia que confirma la noción de que la posesión de algo aporta bienestar al individuo. Se ha observado que las mascotas permiten una mejor calidad de vida a los ancianos que viven solos… y lo mismo pasa con los automóviles: nos dan un sentido de pertenencia, de posesión, de logro…

La soledad en sí misma no es mala: es lo que nos ha permitido sobrevivir como especie. La soledad nos mueve a formar grupos y parejas, y nos impele a convertirnos en papás y tener bebés para dar un sentido a nuestras vidas… y conservar el ADN de nuestra especie por una generación más.

A veces (afirma el estudio) ese deseo de posesión que se manifiesta con la paternidad se desvía hacia animales u objetos como los automóviles. De manera que se puede afirmar que vestir a un perro de marinerito es algo tan normal como bautizar  a un auto con un nombre de mujer.

Tampoco sería extraño el erotismo que rodea a los automóviles y que no pocos comparen las líneas de una carrocería con el cuerpo de una mujer, ni el cuidado obsesivo con el que se pule su pintura, se le lava y se cuida su motor. Es amor, el mejor antídoto contra la soledad del homo sapiens.