Belleza

Aprende a cuidar tu piel

Face of a  man with health  clean skin

La piel del hombre es totalmente distinta a la de la mujer por tres razones, que son el espesor, firmeza y la secreción sebácea. Si te gusta lucir tu mejor aspecto y que te vean más joven debes de aprender a cuidar tu piel.

La nuestra es mucho más grasa que la de las mujeres y al ser diferente exige un cuidado y mantenimiento distinto, con unos productos específicos.

Hay algunos datos que así lo avalan. La piel masculina es un 24% más espesa que de las mujeres, por lo que se presenta como mucho más resistente. Al contar con una piel más firme hace que tarde más tiempo en envejecer, sin embargo lo hace de una manera más brusca.

Por razones hormonales genera una mayor cantidad de grasa cutánea, lo que hace que tenga más imperfecciones y brillos en el rostro. Pero en aquellas zonas donde se realiza el afeitado, como son la barbilla y las mejillas, hay una tendencia a la sequedad.

Hay ciertos aspectos de la vida que se acaban reflejando en la piel, como son el estrés, una dieta desequilibrada, la edad, la contaminación, el consumo de alcohol o la falta de actividad física. También le pasan factura a las mujeres, pero en el caso de los hombres se refleja de una manera diferente.

El mantenimiento de nuestra piel está entre los cuidados de los novios antes de la boda.

Para mantener la piel cuidada es preciso que realices una limpieza facial con productos específicos. Intenta afeitarte siempre después de la ducha y hazlo siempre con un producto especial para ello, es decir, que no lo hagas en seco. Después de pasar la cuchilla o la maquinilla emplea algún tratamiento que aporte frescor a la piel.

Se aconseja emplear tratamientos faciales como anti-arrugas, anti-edad, hidratantes, nutritivos y específicos para pieles grasas, entre otros. Tampoco descuides tu piel cuando te dispongas a tomar el sol.