Belleza

Cambia de look, cambia de vida

Seguramente has notado que la gente te trata de manera distinta según lo que llegas puesto. Cierta combinación de ropa nos valen el aplauso y otras un manto de piedad… De la forma en que nos ven, nos tratan. No hay vuelta de hoja. De manera que debemos hacer lo que se pueda para aprovechar esa ventaja que la ropa que vestimos puede concedernos.

¿Por qué el look importa? Desde luego, juzgar a alguién por la forma en que se ve es tan injusto como cuestionable, pero el mundo funciona así, y nos ofrece, al menos, una ventaja basada en algo tan fácil de controlar como la ropa que vestimos.

La ropa importa porque crea apariencia: dice a los gritos cuánto ganamos, de dónde venimos, hacia donde queremos ir… Es más efectiva que un discurso, un currículo o conocernos a fondo. La ropa es la superficie, y la apariencia es pura superficie.

¿Qué ropa debes eligir? Por encima de todo estilo y diseñador, la buena noticia es que se trata de ganar un empleo, una venta o a una mujer, no hay nada como la ropa que refleja estatus y poder adquisitivo… Que, como sabemos, no es la más cara ni la más difícil de hallar.

De manera que el traje a la medida, la camisa de corte clásico, la corbata, los botines Oxford… Esas son las piezas que necesitas para un outfit para toda ocasión: desde pedir un empleo hasta una cita. El color: el que prefieras, pero en tonos sobrios, y estamos por decir que entre más oscuros mejor.