Salud y ejercicio

Cómo puede el vello facial salvarte del cáncer de piel

1172560_78516811

Si creías que los bigotes solo servían para distinguir a los mayores de 50 años del resto de la población, entonces estás equivocado. Nuevos estudios señalan que los beneficios del vello facial van más allá de la estética. A continuación te cuento como se vinculan el bigote y la barba con la prevención del cáncer de piel

Reducción del riesgo

Investigadores australianos han descubierto recientemente que las barbas y los bigotes reducen el riesgo de padecer cáncer de piel. Esto se debe a que el vello fácil reduce la exposición a los dañinos rayos sol en un tercio con respecto a quienes no tienen barba ni bigote. Cuanto más largo el vello facial, mayor protección contra este tipo de cáncer.

¿Sentido común?

Aunque suena de lo más lógico que la protección de los rayos del sol reduzca el riesgo de padecer cáncer de piel (pensemos en todas las cremas bloqueadoras que usamos en verano y en cómo los dermatólogos nos recomiendan no exponernos al sol durante el mediodía) para darle rigor científico a esta investigación, los científicos que llevaron adelante este estudio utilizaron técnicas dosimétricas, es decir que utilizaron instrumentos que miden la piel e indican el grado de radiación absorbida durante un determinado periodo de tiempo.

Para la detección temprana del cáncer de piel es importante realizar algunos sencillos autoexámenes buscando nuevas marcas en la piel, lunares que hayan cambiado de forma o tamaño, lunares que sangran o lunares con bordes asimétricos o con diferentes colores. De todos modos es aconsejable acudir al dermatólogo al menos una vez al año para realizar un examen de lunares.

  • Pingback: Cómo cuidar la piel en invierno | Blog Ellas