Emprendedores

Científica despedida en España, parte de proyecto de clonación humana

DNA

 

Uno de los dramas asociados a la Crisis es la pérdida de valor que entre los españoles tiene el talento. La Crisis y la precarización del empleo nos han sumido en una situación en la que la preparación, el grado académico y la formación profesional valen de muy poco ante la destrucción del empleo de valor y la emergencia de un trabajo basura.

¿Cuál es la consecuencia inmediata de esta situación? La fuga de cerebros, y que otros países se beneficien del talento que aquí hemos perdido.

El paro aumento en abril.

Un ejemplo: se acaba de dar a conocer que como parte del equipo que ha clonado por primera vez células humanas hay una científica española… a la que echaron de su empleo español mediante un ERE.

La genetista valenciana Nuria Martí Gutiérrez es uno de los científicos de la Oregon Health & Science University y el Centro de Investigación Nacional de Primates de Oregon (ONPRC) que logró clonar por primera vez células madres embrionarias.

En su currículo figura que trabajó en el Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia… hasta que un buen día de noviembre de 2011 fue parte de ERE (Expediente de Regulación de Empleo).

A los de 33 años, la científica ha señalado que le gustaría volver a España pero “tal y como están las cosas ahora no”.

¿Cómo fue que dio el salto a los Estados Unidos? Según relata Martí al empezar los rumores sobre el  Expediente de Regulación de Empleo en el CIPF, comenzó a buscar empleo… y envió su currículum al laboratorio de Oregon.

¿Cuál fue el resultado? Que la científica española llegó a un sitio que define como “un paraíso para el embriólogo”.

Su historia, a diferencia de la de muchos parados y emprendedores españoles, ha tenido un final feliz… lejos de casa: “Es uno de los mejores sitios para trabajar. Un día me llamaron para decirme que estaba afectada por el ERE y al día siguiente me llamaron de aquí (Oregón) para decir que estaba aceptada”.

El ERE presentado en 2011 en el CIPF destruyó 114 empleos.