Salud y ejercicio

Cierra la puerta a la gripe

Declara la guerra a la gripe

La gripe se ha convertido en una epidemia. Así por lo menos nos lo dejan ver las cifras de este año: cerca de 180 casos para cada 100.000 habitantes. Una de las cifras más altas de la historia. Y si tomamos en cuenta que buena parte de los casos no se reportan debido a la delicada situación a la que nos obliga la crisis laboral: preferimos pasarlo mal unos días a perder una baja laboral por gripe.

Sin embargo, esta enfermedad no es algo que te debas tomar a la ligera, y es mejor que no te hagas el valiente, y tengas bien claro cómo prevenir y tratar los primeros síntomas de gripe.

Para prevenir no te olvides

Agua y buena comida. La mejor cura es la prevención, y nada previene la gripe mejor que una buena dieta y beber por lo menos 2 litros de agua al día.

Un ambiente sano. Nada de encierro y de aire viciado: ventila tu hogar y lugar de trabajo, y mejor tomarse con calma a la calefacción.

Agua y jabón. Sigue los hábitos básicos de higiene: virus y bacterias acechan en las superficies más inocentes.

No fumes, no bebas. Ambas adicciones minan tu salud y sistema inmunológico.

Visita al médico. Si convives con personas con síntomas o has estado expuesto a estornudos y en lugares cerrados con enfermos, una visita al médico o una consulta al farmacéutico sobre la utilidad de los medicamentos Boiron para el cuidado de toda la familia.

Ante los primeros síntomas

Homeopatía. Si sufre de los primeros síntomas y malestares (escalofríos, dolor de cabeza, estados febriles) recurre a  los medicamentos homeopáticos, en particular si quieres reducir el riesgo de cae enfermo y recuperarte cuanto antes.

Reposo. Si el cuadro febril se desata, no tientes a tu suerte: abundantes líquidos y reposo.

Temperatura. Es muy importante que vigiles la evolución de la fiebre, si bienno hay que alarmarse en exceso por ella: es una de las formas en que se defiende nuestro organismo.

Sigue la regla de los tres días. Si pasado ese lapso no hay una mejoría  notable, hay que hacer una visita al médico y seguir cuidadosamente sus indicaciones.