Salud y ejercicio

Claves para compensar los excesos de Navidad

Depositphotos_32880611_m

Entre las cenas de empresa, la Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Reyes es posible que ganemos algún kilo durante los próximos días, por eso es necesario que tengas en cuenta una serie de claves para compensar los excesos de estos días.

Lo ideal es que disfrutes de la gastronomía sin dejar de lado los hábitos saludables, por eso es esencial que compenses los excesos. Es recomendable que entre las cenas navideñas dejes un hueco para las comidas más depurativas compuestas por hortalizas y verduras, que además de ayudarán a reducir las molestias por los excesos como puede ser la acidez, dolor de cabeza o pesadez.

Aunque sea Navidad te recomendamos que mantengas costumbres sanas como no picar entre horas, no abusar de las salsas, patés, embutidos y comidas rápidas.

Siempre que pretendemos perder peso cometemos el error de saltarnos el desayuno. Después de una cena opípara intentaremos que sea lo más suave posible. Nos servirá para reponer fuerzas y para que cuando nos sentemos a la mesa no lo hagamos con tanta ansiedad.

Para el menú del mediodía intentaremos apostar por alimentos hipocalóricos como las verduras, pescados y frutas.  Hay comidas depurativas que estimulan órganos como el hígado o riñones y que además alivian las molestias por los excesos. Entre ellos tenemos a la berenjena, alcachofa, endibias o la lechuga.

Precisamente deberías de incluir en tu menú una ensalada de entrante. Los alimentos crudos nos ayudan a realizar mejor la digestión.

Si no quieres caer en la tentación de la comida de Navidad siempre es aconsejable repartir los restos de comida con familiares y amigos para no comer de más. En cuanto a los postres y cafés, más que optar por la sacarina, deberías de acostumbrar al paladar a un cierto amargor.

Por cierto, caminar al menos una hora al día o practicar running nos ayudará a mejorar la digestión y a que las calorías no se acumulen.