Do It Yourself

Cócteles fáciles de preparar

Cócteles

Hoy la suerte nos ha sonreído y la cita que acordamos con la chica de aquel chat ha ido perfecta. Después de cenar y dar una vuelta habéis acabado en casa con la excusa de la última copa. Es el momento de lucirte con unos cócteles fáciles de preparar.

Antes de ofrecerle un trago intenta averiguar si prefiere las bebidas fuertes o más bien suaves para que puedas ofrecerle las más adecuadas a sus gustos. En cualquier caso necesitarás, además de los ingredientes de cada combinado, una coctelera y un vaso dosificador para hacer las mezclas exactas.

Para aquellos que prefieran no tomar alcohol la solución más sencilla probablemente sea acudir al famoso San Francisco: se mezclan en la coctelera dos partes de zumo de melocotón, una parte de zumo de naranja y otra de piña. A esta mezcla de zumos le añadimos un poco de granadina para darle color. Hay quien también le pone zumo de limón para darle un toque más amargo, pero ya es a elección del consumidor. Se sirve en un vaso con el borde impregnado de azúcar y granadina.

Un cóctel que sale habitualmente en las películas es el Cosmopolitan: En una coctelera con hielo metemos dos partes de vodka y una de cointreau. A estos licores le añadimos una parte de zumo de arándanos y un poco de zumo de limón. Se sirve, sin hielo, en una vaso tipo Martini decorado con unas ralladuras de limón.

Otro clásico en la coctelería es el Daiquiri: se mezclan, en una coctelera con hielo, 45ml de ron blanco con el jugo de medio limón y una cucharada pequeña de azúcar. Este combinado necesita servirse bien frío por lo que es preferible tener copas en el congelador. Como decoración pondremos una simple rodaja de limón.

Para los amantes del vodka un cóctel sencillo de realizar es el Ruso negro: servimos en un vaso con hielo dos partes de vodka y dos parte de crema de café. Removemos con una cuchara directamente del vaso y listo. Más fácil imposible.

Una última recomendación: practica con tus amigos antes de que tengas que demostrar tus habilidades ante un público más exigente.