Sex and Life

Cómo tratar a sus senos

Se trata, sin duda, de la parte del cuerpo femenino más deseada, y sobre la que pesan todo tipo de equívocos. Sobre todo el referente a la forma en que deben manipularse si nuestra idea es lograr excitarla y no torturarla. He aquí una guía práctica de cómo debes tratar sus senos.

El tipo de senos y cómo tratarlos

Senos grandes: Los senos más grandes son menos sensitivos que los más pequeños hasta en un 24%, por lo que conviene centrarse más en su periferia que en los pezones. Acaricia gentilmente a su alrededor, en especial en la zona bajo las axilas con tus dedos y lengua.

Senos pequeños: Son más sensibles que la mayoría, y por ello hay que ser extremadamente cuidadosos con ellos. Lo mejor es cubrirlos con la palma de las manos y gentilmente masajearlo durante el sexo.

Senos alargados: Son los menos sensible, pues las terminaciones nerviosas se encuentran en su base. En esta caso hay que tirar suavemente de ellos y presionarlos, alternadamente.

Senos operados: La presencia de un implante mamario no reduce las sensaciones, pero hay que centrarse en la superficie. La mejor manera de estimularlos es con la lengua en círculos concéntricos que conduzcan hasta el pezón.

Senos lactancia: se encontrarán irritados por la insistencia del bebé. En este caso hay que cubriros con las manos y sostenerlos, lo que le dará un gran alivio tras todo un día de amamantar.

Hay que evitar, en todos los casos, la presión directa o el contacto intenso son el pezón: una zona que requiere todo otro post…