Belleza

Cómo afeitarte sin dolor

Ya sabemos que en las urgencias cotidianas no hay tiempo de hacer las cosas como las hacían nuestros abuelos: la visita al barbero, la toalla caliente, la brocha y la espuma, la navaja bien afilada. De manera que no nos queda más que hacer la faena por nosotros mismos. Y puesta esa alternativa, sólo queda desear que el afeitado sea lo menos doloroso posible. ¿Cómo lograrlo y afeitarse a la perfección? Ha aquí las claves.

La guía del afeitado perfecto

Corta tu barba. Para evitar jalones y dolor, además de cortadas, lo mejor es que antes de pasar rastrillo o navaja, recortes tu barba.

Usa la afeitadora eléctrica en zonas particulares. La rasuradora eléctrica es ideal para zonas planas del rostro: las patillas, el frente de la barbilla, las mejillas… De tener una, focaliza sus recortes en esas regiones.

Elige una crema con té. De las cremas que se comercializan, la que mejores resultados en humectación es la que tiene extracto de té. Se trata de un compuesto que evita, además, las infecciones de la piel y el acné.

Rasura en el sentido del crecimiento del pelo. No en contra, pues con ello puedes favorecer la formación de vellos encarnados.

No uses rastrillos de hojas múltiples. Vuelve a la hoja sencilla. De ese modo evitarás irritaciones.

Un solo pase. El rasurado debe operar en un solo sentido No regreses en sentido contrario a que ya has afeitado. Describe líneas rectas con la hoja. Y nunca en diagonal, o el corte va a ser de pronóstico reservado.