Do It Yourself

Cómo ahorrar agua

Ahorrar agua

Aunque las facturas por consumo de agua no suelen ser tan elevadas como las de electricidad o el gasto en gasolina, salvo que tengas un gran jardín que regar, nunca está de más conocer algunos trucos sobre cómo ahorrar agua en casa.

Ahorrar agua en la cocina

Aunque muchas madres sigan diciendo lo contrario, un lavavajillas bien lleno es la forma más eficiente, en cuanto a consumo de agua, para lavar los platos. Los programas de media carga son útiles cuando necesitamos lavar pocos platos pero no son tan eficientes, así que siempre que puedas espera a llenar por completo para ponerlo en marcha.

Si prefieres lavar los platos a mano llena las dos pilas de agua. Tener el grifo abierto durante todo el proceso de lavado gasta mucha más agua.

Todos sabemos el truco de descongelar la comida bajo el chorro de agua, pero hay un truco mejor: acordarse de sacarla del congelador la noche antes. Así no consumirás nada de agua.

Ahorrar agua en el baño

Por regla general una ducha consume mucha menos agua, y electricidad para la caldera, que llenar la bañera. Salvo que necesites un baño relajante, mejor opta por una ducha rápida.

Además, salvo que tengas una gran bañera en casa, las duchas son mejores para compartir con tu pareja.

Todos los inodoros modernos vienen equipados con cisternas de doble descarga, de tal forma que podamos elegir la cantidad de agua según las necesidades. Si en casa aún tenéis un sistema de tiro único deberíais pensar en cambiarlo, es fácil y no necesitas ninguna herramienta extraña. Si prefieres no gastar ni eso, mete dentro de la cisterna una botella llena de agua, de tal forma que cada vez que tires de la cadena ahorrarás unos litros de agua.

Ahorrar agua en el jardín

Si plantamos plantas de la zona se requiere mucho menos riego que plantas habituadas a zonas más húmedas.

Piensa en instalar un sistema de riego automático ya que se consume mucha menos agua que el riego manual con manguera. Además ganarás tiempo libre.