Do It Yourself

Cómo ahorrar en electricidad

Factura de la luz

Uno de los gastos ineludibles de cualquier vivienda es la factura de la luz. Actualmente tenemos una dependencia casi completa de la electricidad ya que utilizamos equipos conectados a la corriente para hacer casi cualquier cosa en casa: ocio, cocina, limpieza, etc. En los últimos años el precio de la electricidad no ha hecho más que subir así que veamos algunos consejos sobre cómo ahorrar en electricidad.

Aunque la competencia en el mercado eléctrico no es tan grande como en la telefonía, existen más compañías de las que parece a primera vista. Coge tu última factura y visita alguna de las muchas páginas web que te permiten realizar comparaciones entre compañías: te puedes llevar una grata sorpresa. Si durante el día la casa está vacía quizás te convenga una tarifa nocturna. Si en casa también tenéis gas ciudad, habla con tu compañía para unificar los dos servicios, seguramente puedas acogerte a alguna oferta.

Si se te rompe definitivamente cualquier electrodoméstico, revisa el etiquetado de los nuevos y su consumo eléctrico. La inversión en un equipo de menor consumo diario acaba siendo provechosa.

Cambia las bombillas tradicionales por otras de bajo consumo. La sustitución es sencilla y no necesitas más de un minuto para empezar a ahorrar electricidad. Actualmente las lámparas LED te permiten un importante ahorro en el consumo eléctrico y pueden sustituir tanto a las bombillas incandescentes, como a los focos halógenos y tubos fluorescentes.

Aquellos que tenemos calefacción o aire acondicionado eléctrico debemos hacer buen uso de los programadores. Salvo estancias muy grandes, o con problemas de humedad, es suficiente con que se enciendan 15 minutos antes de nuestra llegada. Si estamos en casa y vamos a irnos podemos apagar los sistemas de climatización una hora antes ya que la habitación mantendrá la temperatura durante ese tiempo y no notaremos cambio alguno.