Salud y ejercicio

Cómo aprender a jugar a pádel

Paddle tennis couple

Aunque la fiebre que hubo hace unos años parece haber remitido, el pádel sigue siendo un deporte muy popular. El pequeño tamaño de la pista y su suave curva de aprendizaje lo han popularizado en muchos gimnasios. Seguro que entre  tus compañeros de oficina puedes encontrar a varios para montar un partido o, ¡incluso un campeonato! En este artículo te daremos algunas pautas para aprender a jugar a pádel.

Como en todos los deportes lo ideal es empezar con un profesor particular que nos enseñe las técnicas y posiciones adecuadas, pero en este caso probablemente la mejor opción sería contratarlo cuando ya llevemos un tiempo jugando. Como hemos indicado se trata de un deporte con pocas reglas y fácil para los no iniciados. Esto hace que le cojamos el gusanillo fácilmente y queramos aprender más.

Para aprender más es conveniente variar nuestros contrincantes: se necesita variedad de compañeros para aprender a adecuarnos a los diferentes golpes y estilos. Hay que aprender a variar los diferentes golpes y utilizar las paredes tanto para defensa como para rebotes en ataques. Estos golpes sólo se aprenden a base de practicar e interiorizar las dimensiones de la pista.

Debido al pequeño tamaño de la pista es un deporte en el que realizamos carreras muy cortas aunque con una velocidad de arranque y parada importantes. Por esto debemos calentar correctamente y llevar siempre el calzado bien atado. No se necesita una equitación especial, salvo la pala.

El tamaño y peso de la pala de pádel adecuados dependerá de nuestras habilidades y estatura. Para empezar en este mundo podemos alquilar la pala en el propio gimnasio y comprar la pala cuando ya estemos más avanzados en este deporte. La dureza de la pala es importante a la hora de jugar ya que las palas más blandas aportan mayor potencia facilitando el juego desde el fondo de pista, mientras que las más duras permiten un mejor control de la volea.