Hobbies

Cómo aprender a tocar la guitarra

Close up of guitarist hand playing guitar

Aunque hoy en día el saber tocar unos acordes en la guitarra no te hace ser el centro de atención de una fiesta, ni te hace ganar excesivos puntos delante de la chica que te gusta, ¿a quién no le gustaría saber tocar la guitarra? Es un instrumento clásico, pero que parece no pasar nunca de moda. Para los más tradicionales tenemos la guitarra clásica, pero aquellos que prefieran sensaciones más potentes pueden optar por guitarras eléctricas. Veamos algunos consejos sobre cómo aprender a tocar la guitarra.

Seguro que en tu ciudad hay una escuela de música donde dan cursos de guitarra. Las escuelas públicas suelen ser muy baratas aunque a veces hay lista de espera. Una academia privada te permitirá empezar antes pero pagando un precio mayor. Otra alternativa es buscar, en cualquier sección de anuncios, un profesor particular de guitarra que te guie en tus inicios.

Además de las clases presenciales existen métodos de estudio a distancia basados en explicaciones teóricas y la visualización de una serie de videos donde nos enseñan todo lo necesario: la postura de las manos, la colocación del instrumento, cómo afinar las cuerdas, como mover los dedos en el traste, etc.

La primera recomendación es que empieces con una guitarra acústica tradicional, conocida como guitarra española. Son fáciles de manejar, pesan poco y cuestan mucho menos que una eléctrica con su amplificador.

Aunque se pueden rozar las cuerdas directamente con los dedos hay profesores que prefieren usar púas. Son baratas y las puedes encontrar en cualquier tienda de accesorios musicales. Compra varias ya que suelen perderse fácilmente.

Aunque parezca una tontería, estudia la guitarra. Aprende el nombre de sus diferentes partes y para qué sirve cada cosa. Así cuando vayas leyendo más tutoriales no te perderás en tecnicismos y avanzarás de una forma más eficaz.

Como todas las actividades se tarda un tiempo en dominar este instrumento, así que hay que tener paciencia y constancia.