Sex and Life

Cómo besar bien

Young happy couple kissing outdoors

El beso es parte esencial de nuestras relaciones e interacciones, en particular con la persona o las personas que nos interesan o amamos. Y besa es como bailar: aunque a todos les gusta, para hacerlo bien hay que ensayar y mojar el piso. Estas son nuestras recomendaciones para que salgas de tu error y beses como Dios manda.

Cómo besar sabiamente

Labios nunca dientes. La adecuada técnica del beso involucra sólo a tus labios. No metas a los dientes en esto. No eres un lactante, sino un amante. A los labios les toca masajear, morder, invitar. Nada más.

La expectativa lo es todo. Al besar, hace tanto el contacto como la anticipación. Nunca robes un beso: acércate mirando a los ojos de la persona elegida, buscando aprobación y emoción. Deja que sufra un poco ante el contacto que tarda.

Suavidad pero decidida. Al momento de tocar sus labios se suave, pero firme. La idea es sencilla: busca abrir sus labios con los tuyos para introducir tu lengua en su boca. Hay que presionar y masajear con tus labios para ese efecto. Como si hicieras una pinza con ellos.

No empujes. Evita estrujar con la presión de tu rostro. Deja que sean los labios los que hagan todo el trabajo. Y verás que no hay mejor sensación que la de tu pareja empujando contra tu cuerpo.

La lengua y su contacto.  ¿Qué debe hacer la lengua cuando entra en su boca? Tocar, apenas con la punta, sus dientes. El interior de la boca es una zona llena de terminaciones nerviosas, y todo contacto ahí dentro deber ser suave y mesurado, pero insistente.