Do It Yourself

Como cambiar una batería

Auto mechanic replacing car battery

Una de las sorpresas que más rabia nos puede dar nuestro coche es dejarnos tirados sin batería. La ley de Murphy indica que siempre nos quedaremos sin poder arrancar el coche el día que más prisa tengamos: una reunión importante de trabajo, la boda de un amigo, etc. Si la muerte de nuestra batería nos coge lejos de casa podemos llamar al servicio de grúas de nuestro seguro del coche para que nos lo arranque y así poder llegar hasta casa o nuestro taller de confianza. Si no queremos pagar por una tarea que podemos hacer nosotros mismos aquí veremos cómo cambiar una batería.

La batería es una de las diez piezas que más se sustituyen en un coche por lo que podemos comprar una nueva en unos grandes almacenes o, si preferimos asegurarnos, ir a una tienda especializada. En cualquier caso deberemos llevar la tarjeta técnica del coche y las medidas de la batería.

No existe una batería estándar que funcione en todos los coches ni por capacidades ni siquiera por el tamaño físico. Para comprar una batería de repuesto habrá que tomar pues las medidas físicas de la actual y la capacidad necesaria: voltaje (normalmente en turismos se usan 12V) y la capacidad medida en Ah. La capacidad de una batería depende de la cantidad de sistemas eléctricos que lleven nuestro coche. En este tema podemos elegir una batería con la misma o más capacidad, pero no conviene coger una de menor capacidad bajo riesgo de volver a quedarnos tirados en poco tiempo. Hay que fijarse también en cómo están situados los bornes en nuestra batería actual ya que la nueva deberá tenerlos colocados de la misma forma si queremos utilizar el cableado eléctrico actual.

Quitar la vieja batería

Tras quitar los plásticos protectores y las fijaciones que haya para que no se mueva la batería deberemos desconectar el borne negativo ( – , de color negro) y después el positivo ( + , de color rojo).

Poner la nueva batería

Aquí iremos en sentido contrario: primero el borne positivo y después el negativo. Una vez instalada comprobamos que el coche arranca correctamente y colocamos las fijaciones que habíamos quitado antes.

Reciclar la batería vieja

Las baterías llevan materiales muy contaminantes por lo que no deben tirarse en el contenedor. Llévalas al punto verde más cercano para que se encarguen de su limpieza. A veces los chatarreros dan algo de dinero por baterías gastadas ya que tras la limpieza obligatoria pueden vender algunos de los materiales.