Do It Yourself

Cómo cambiar una lámpara con seguridad

Lámpara de pared

Las lámparas suelen acompañarnos en nuestra vida durante años pero, ya sea por antigüedad o por rotura, a veces hay que cambiarlas. Aquí te explicamos unas normas básicas sobre cómo cambiar una lámpara con seguridad.

Cómo vamos a cortar la luz de la habitación es necesario realizar esta tarea en horario diurno y asegurándonos de que tendremos tiempo de finalizar, incluyendo retrasos por problemas, antes del atardecer. Como recomendación general este es un trabajo que hay que empezar por la mañana y a ser posible un día en el que podamos ir a la ferretería a comprar lo que pudiera hacer falta.

Si bien es un trabajo que se puede realizar por una persona es muy recomendable que haya alguien en la casa. Vamos a trabajar sobre una escalera y con electricidad, así que mejor que haya alguien que pueda reaccionar en caso de accidente. Además en el momento de desconectar los cables de corriente es mucho más fácil si alguien nos aguanta la lámpara que estará colgando por su propio peso.

Al estar trabajando con electricidad lo primordial es cortar la luz. Si bajamos el diferencial general dejaremos sin electricidad a toda la casa lo cual incluye los enchufes, así que si vamos a tener que usar un taladro para hacer nuevos agujeros no es una buena idea. Es preferible bajar sólo el diferencial que da servicio a la iluminación. Si no sabes cuál es, la forma más fácil de localizarlo es dejar la lámpara encendida e ir bajando diferencial a diferencial hasta que encuentres el que apague la lámpara.

Las lámparas suelen estar en altura así que necesitamos una escalera estable y lo suficientemente alta para trabajar cómodamente. Nunca usaremos escalones demasiado bajos o mobiliario (mesas, sillas…) para alcanzar la altura.

Antes de empezar a desmontar la lámpara es conveniente quitar las bombillas ya que es fácil que al mover la lámpara rompamos alguna.

Una vez seguidos estos consejos podemos cambiar la lámpara con las máximas garantías de seguridad.

Desmontar la lámpara actual

Simplemente quitar los tornillos que unen la carcasa de la lámpara con el anclaje.

Ahora tendremos la lámpara colgando de los cables de corriente. Desconectarlos con un destornillador plano pequeño fijándonos cuál es el que hace de tierra (debería ser de color amarillo y verde).

Una vez liberada la carcasa podemos desmontar el anclaje.

Montar la nueva lámpara

La parte más complicada es esta: hay que instalar el anclaje de la nueva lámpara siguiendo las instrucciones. Es probable que tengas que hacer agujeros ya que sería mucha casualidad que los antiguos te sirviesen.

Una vez tenemos el anclaje montado sólo hay que conectar los cables al circuito eléctrico de la carcasa. Igual que lo explican nuestro amigos de bricolaje en el articulo  cómo cambiar un enchufe, primero conectaremos la toma de tierra que hemos identificado antes y luego los otros dos (estos da igual el orden).

Finalmente sólo nos queda atornillar la carcasa al anclaje.