Emprendedores

Cómo cobrar deudas a una empresa en quiebra

tired businessman rubbing his eyes

Ante la Crisis, cada vez son más las empresas que echan el cerrojo… y no son pocas las que lo hacen sin pagar las deudas que tienen con sus proveedores de bienes y servicios. Las facturas impagas son la peor pesadilla del emprendedor: amenazan la vida misma de su negocio y proceso productivo.

¿Qué puedes hacer en el caso de que una empresa te adeude pagos?

Para comenzar, mientras una empresa sigue en funcionamiento existe la certeza del pago: el verdadero problema comienza cuando la empresa deudora cierra las puertas y se declara en quiebra… o como se dice ahora “en suspensión  de pagos”.

La figura de la suspensión de pagos implica que los fondos y bienes de la empresa (activos) quedan bloqueados para que se utilicen en cubrir las deudas impagas de la empresa en cuestión. Hay dos problemas entonces: que Hacienda y la Seguridad Social tienen preferencia antes que el resto de los proveedores, y que sólo se admiten el reclamo de deudas mayores a 5.000 euros.

En el caso de que los activos de la empresa permitan cubrir el adeudo que tiene contigo, esto sólo se consigue a través de un largo juicio (por  lo menos un año).

¿Qué alternativas te quedan?

1. Formar una plataforma de acreedores. Mediante un esfuerzo conjunto, se puede encargar a un “detective mercantil” la investigación de los bienes reales de una empresa morosa en quiebra. Si este informe prejudicial demuestra discordancias con la empresa, el juzgado mercantil reconsiderará las demandas de cobro. Este informe llega a costar hasta 800 euros.

2. Contrata a un abogado. Existen letrados especialistas en recobrar impagos por medios judiciales y extrajudiciales. Sus honorarios corren a cargo de un porcentaje de lo recobrado, que puede llegar hasta un 50%.

3. Contrata un servicio jurídico. Existen despachos especializados en impagos que te brindan asesoría y trabajan en el cobro de impagos por una cuota anual que va de los 100 a los 300 euros.

El mejor remedio es la cautela, y conviene suscribir como parte de tu emprendimiento los servicios de un fichero de morosos que te adviertan sobre las empresas con historial moroso.

Etiquetas: