Emprendedores

Cómo crear un dream team

Team power

Cuando se trata de trabajar y de emprender hay algo esencial: los equipos de trabajo. Ningún equipo es igual al otro, pero hay algo que en todo ellos es esencial: el equilibrio entre sus partes. No todos los miembros de un equipo son iguales, ni cumplen las mismas funciones, ni tienen el mismo perfil. Entonces se nos abre una pegunta al respecto: ¿Cómo se forma un dream team profesional?

No busques sólo buenos servidores: busca también el equilibrio de personalidades. Cuando se trata de trabajar, no sólo basta que las personas bajo nuestro mando o a nuestro lado cumplan con una serie de características profesionales. También es esencial que tengan personalidades que se complementen, que no choquen, que se amolden orgánicamente.

De modo que no te rodees de extrovertidos, autoritarios, líderes natos, innovadores y trabajólicos: crea un espacio donde todos ellos puedan convivir sin estorbarse ni sentirse en competencia.

Es más común que la diversidad cree sinergias y no caos.

No busques a los mejores: forma un gran equipo. Las estrellas son malas para los equipos. Es preferible aquella gente que es consciente de sus limitaciones y necesidades, y que antes de su ego, coloca los resultados. Es mejor alguien de mediana capacidad que cumple su función y los objetivos del equipo, que alguien cuya destacada personalidad le impide el trabajo en aras de un objetivo mayor.

Piensa en términos musicales. Una banda no se arma con cinco guitarritas solistas, sino con diferentes músicos que en hora y tiempo deben cumplir su parte para crear música, y pueden olvidarse de su brillo personal en aras de la melodía.