Sex and Life

Cómo dar grandes masajes: lo que NO debes hacer

Massage

Al dar un masaje es tan importante lo que se hace como lo que no (y tal vez sea más relevante esto último para no causar daño a la persona de tu elección. Esta es una breve guía acerca de lo que bajo ningún concepto debes hacer al dar un masaje.

Lo que nunca debes hacer al dar un masaje

1. Nunca sobre la espalda. Jamás apliques presión directamente sobre la columna, pues puede ser muy doloroso, y podrías causas daño neurológico.

2. Nunca sobre el estómago. Puedes recordarle zonas de sus cuerpo que prefiere olvidar, y la presión puede producir gases muy incómodos.

3. No pinches. Los dedos no deben hundirse en la piel al aplicar presión, sino estimularla decidida pero suavemente.

4. Nunca cortes el masaje. Una vez que has empezado, no hay vuelta atrás. Jamás dejes un masaje a la mitad, o provocarás serías molestias y hasta torceduras. Dejar un músculo “tibio” o a la mitad del proceso puede dañarlo y provocar dolor. Si te quedas sin aceite en una mano, usa la otra hasta llegar al final. No interrumpas  nunca.

5. No dejes lubricante en su cuerpo. Cuando termines, seca el exceso con tu toalla. Además de que se trata de la señal de que has terminado, también evitas que su ropa se manche innecesariamente.

6. No tengas sexo durante y después del masaje. Además de romper el encanto, y de que se interrumpe, puedes dañar músculos y articulaciones que se encuentran laxos en ese preciso momento.