Sex and Life

Cómo dar grandes masajes: los movimientos

Massage for men

Ya hemos señalado que si quieres ser un dios para las mujeres (y dado el caso, para los hombres también) no hay nada tan efectivo como dar masajes, pero dar masajes como un dios podría darlos: haciendo de la experiencia algo más que un mero manoseo. He aquí los consejos para dar u  masaje inolvidable… y efectivo.

Después de los preparativos y saber sobre la técnica para dar masajes, llega la esencia del asunto: cómo dar masajes en sí.

Empieza con movimientos suaves de la palma. Al atacar a una zona, comienza con movimientos suaves de la palma de tus manos. Aplica una presión suave que caliente y prepare los músculos para el trabajo más intenso.

Trabaja la espalda. Coloca tus dedos a ambos lados de su columna a la altura de su cadera, y sube presionando y masajeando gentilmente hasta su cabeza y masajear sus sienes. Después desciende de nuevo siguiendo la línea de su cuello hasta llegar a sus hombros.

En el sentido de las manecillas del reloj. Los masajes sobre tendones deben darse con las puntas de los dedos y girando siempre en el sentido de las manecillas del reloj. Esta es la forma de deshacer los nudos en el tejido: los dedos rectos formando una paletilla.

Amasado. Una vez que has calentado los músculos de su espalda, puedes masajear vigorosamente como si amasaras harina para una pizza, palpando la carne con energía y brío. Hazlo rítmicamente apretando la carne y los músculos durante aproximadamente medio minuto.