Relaciones

Cómo dejar a tu novia

Cortar una relación

A veces las relaciones no funcionan o simplemente se enfrían. A todos nos encantaría encontrar nuestra pareja ideal y vivir felices como en una película, pero la realidad suele ser muy diferente. El hecho de que una relación finalice es un mal trago para los dos, así que veremos algunos puntos a tener en cuenta sobre cómo dejar a tu novia.

Antes de seguir tienes que pensar bien si realmente quieres cortar definitivamente. Si has tomado la decisión en un momento de rabia, vuelve a meditarlo. Una vez te hayas calmado vuelve a revisar el porqué de la discusión anterior y analiza si realmente tiene el calado suficiente para romper definitivamente. Si simplemente estás cansado de seguir siempre igual habla con ella, explícaselo, quizás encontréis una manera de cambiar vuestra relación antes de cortar. Piénsalo bien ya que una vez decidido no debes cambiar de opinión por un simple ruego.

Tienes que asimilar que serás el malo de la película cuando des la noticia. El hecho de ser tú el que vas a cortar pone a tu pareja en una posición defensiva y puede que durante la conversación salgan a relucir comportamientos tuyos que no le gustaron y puede que te ataque por cualquier cosa que hicieras o dejases de decir. Asúmelo. Durante la charla serás el malo y debes aceptar que recibirás ataques.

Si aún no vivís juntos quedar una tarde en un bar nuevo. Es preferible evitar los sitios conocidos por si la conversación sube de tono. Si la temperatura lo permite elige una mesa de la terraza de forma que facilitemos que cualquiera de los dos se pueda marchar. Si ya vivís juntos la conversación debería ser en el salón, nunca en la cama, y deberías tener un plan para salir tú de la casa y darle unos días antes de recoger tu ropa.

No existe una manera de romper sin hacer daño a la otra persona, así que procura ser claro y evitar ahondar en heridas del pasado para minimizar el dolor.