Padres

Cómo dejar de preocuparse sobre el dinero

Nervous

Una de las estrategias esenciales para sobrevivir a esta crisis es comenzar a preocuparse menos por el dinero y atender más a los problemas que se relacionan con él. Suena fácil, pero no lo es tanto. La diferencia entre un acto y el otro es mínima, pero esencial.

La preocupación es una emoción abstracta, que no nos mueve a la acción, sino a envolvernos en a angustia. Nos preocupamos por el mañana, por la salud, por la suerte, por la seguridad… y por el dinero.

Pero el dinero no es un ente abstracto: implica problemas reales y verdaderos, urgentes, pero sobre todo: concretos.

El dinero no debe provocarte preocupaciones, sino moverte a realizar acciones concretas para resolver los problemas que implica.

La razón más importante (como consumidor, como emprendedor, como persona) por la que debes dejar de preocuparte por el dinero es que tienes una relación con él que no va a disolverse nunca.

El dinero moldea tu estilo de vida, debe guiar tus decisiones, marca hasta dónde puedes llegar… Y por ello es importante que tu relación con él sea lo más sana posible: no guiada por el conflicto y la preocupación, sino por la planificación y las acciones concretas.

¿Cómo evitar preocuparse por el dinero? Ante todo, hay que saber de dónde viene y a dónde va. Un presupuesto mensual es la forma más efectiva de controlar que es lo que pasa con tu dinero.

Después, debes planificar qué es lo que haces con tu dinero. Es decir: hacer visible a dónde debería ir: pago de servicios, deudas, alimentación…

Puedes estar seguro de que si te has estado preocupando por tu dinero, no has hecho con él lo que deberías: controlarlo.  Para dejar de preocuparte por él, debes irle un paso adelante, siempre.

Ante todo: información. ¿Tienes una hipoteca? No cierres los ojos a la evolución del Euribor.

 

  • Xavi

    es fácil leerlo pero cuando te inundan de facturas y no llegas a pagarlas a ver como te planificas si no dispones de más