Emprendedores

Cómo despedir a un cliente

colleagues coffee break

A los clientes cuesta mucho trabajo encontrarlas, pero también cuesta mucho trabajo deshacerse de ellos. A veces que hay que reconocer que un cliente ya no nos sirve, no nos resulta rentable y simple y llanamente fue un error que cometimos en nombre de una venta. Peores pecados se han cometido en el nombre del amor. ¿Cómo podemos terminar la relación con un cliente y dejar las cosas en buenos términos?

1. Está muy solicitado. Si lo que nos mueve a dejar la relación con un cliente es su falta de atención y dedicación, hay que usar ese mismo argumento en su contra: se trata de alguien muy ocupado que no tiene tiempo de atendernos, y mejor dejamos la relación en pausa hasta que podamos atendernos cómo se merecen ambas partes.

2. Somos nosotros. Si algo anda mal con un cliente, lo mejor para terminar esa relación nociva es asumir la culpa, y decir que somos los responsables de los errores que han ocurrido en el intercambio, y que debido a que no podemos llegar por encima de sus expectativas, con dolor, le dejamos.

3. Seamos amigos. Si nos interesa dejar la relación en pausa y aprovechar más adelante su potencial, podemos quedar como amigos, y proporcionar al cliente una lista de empresas que le prestarán un servicios similar al nuestro mientras tanto. Es una forma respetuosa de hacernos a un lado y quedar a la expectativa.

4. No estoy a tu nivel. Hay que ser selectivos con los clientes, y si sentimos que estamos sobrecualificados para uno en particular, no hay que cortarse y hay que decirlo. De ese modo, no perderemos el tiempo, y el cliente se verá beneficiado al no gastar dinero innecesariamente.

 

  • Pingback: Pareja y compañeros de trabajo | Blog Ellas