Do It Yourself

Cómo elegir la impresora adecuada

Impresoras

Si en casa tienes hijos que deban presentar trabajos para el colegio, o utilizas tu propio equipo para llevar las cuentas y las facturas de tu empresa, necesitas tener una impresora doméstica que te permita llevar a cabo tus tareas. Aunque a simple vista todas las impresoras domésticas pueden parecer iguales, en este artículo veremos cómo elegir la impresora doméstica adecuada a nuestras necesidades.

Aunque las impresoras láser ofrecen una gran calidad de impresión y un menor coste por página, la verdad es que son demasiado caras si no vamos a mantener un ritmo alto de impresiones. Para entornos domésticos es preferible optar por impresoras de inyección de tinta.

Aunque podemos optar por una impresora sólo en blanco y negro lo habitual es optar por una que permita imprimir a color ya que no limitamos tanto su uso. Los fabricantes suelen tener modelos de impresora que incorporan los cartuchos de tinta de color tanto de forma individual como unificada, es decir que podremos encontrar impresoras que utilicen 3 cartuchos individuales para cada color (cian, magenta y amarillo) o un único cartucho que incorpora los tres colores. Aunque los cartuchos unificados pueden ser algo más baratos de adquirir que tres cartuchos individuales, en realidad nos obligará a cambiarlo más a menudo ya que si se termina sólo uno de los colores deberemos cambiar el cartucho completo.

Desde hace unos años se están implantando las impresoras multifunción en las gamas más modestas. Estas impresoras permiten también escanear y fotocopiar documentos por lo que son una solución sencilla para entornos domésticos. Casi cualquier papeleo con una administración pública nos obliga a llevar fotocopias de nuestra documentación, por lo que este sistema nos facilitará la tarea en estas ocasiones. Por razones obvias no tienen la calidad de un escaner o fotocopiadora profesional, pero son más que suficientes para el entorno doméstico.

Si en casa sólo hay ordenadores o portátiles no hay razón para invertir en una impresora con conectividad Wi-Fi, ya que cuando sea necesario imprimir podemos simplemente conectarla por USB, pero si somos unos amantes de las tabletas o smartphones y queremos imprimir directamente la idea ya no es tan descabellada. Es cuestión de comprar el precio de la misma impresora con y sin Wi-Fi y decidir si nos vale la pena pagar la diferencia.

Si no somos unos apasionados de la fotografía, probablemente no valga la pena invertir en una impresora con capacidad de imprimir a esta calidad, ya que tanto el coste inicial como los consumibles son más caros.

Esperamos que con estos consejos no estés tan perdido a la hora de comprar una impresora.