Estilo

Cómo elegir propósitos de año nuevo realistas

To Do List

Cada Noche Vieja brindamos por la llegada del Año Nuevo teniendo en mente como mejorar nuestra vida. Es algo instintivo, con cada cambio de ciclo siempre hacemos un repaso del año que se va y nos ponemos metas para mejorar nuestra vida. Si bien los grandes clásicos de estas fechas son aprender inglés, apuntarse al gimnasio o dejar de fumar, puedes optar por otros no tan manidos pero igualmente importantes. Aquí veremos algunas sugerencias sobre mo elegir propósitos de año nuevo realistas.

Hay que entender que todos los cambios implican un esfuerza y una constancia, por lo que no podemos esperar cumplir todos los propósitos en un mes. Es preferible marcar una escala progresiva para cada propósito. Si llevamos años sin estudiar inglés, no pretendas sacarte una titulación oficial en tres meses porque no lo podrás alcanzar. Aquellos que quieran adelgazar deben marcarse varios objetivos mensuales asumibles y no intentar quitarnos los excesos de golpe.

Para aquellos objetivos sobre nuestra personalidad (ser menos tímido, evitar rabietas, etc.) es aconsejable informarse sobre técnicas de relajación o cambio de hábitos. Si sabemos como afrontar el cambio que queremos será más fácil que si simplemente vamos a nuestro aire. En estos casos son importante los refuerzos positivos, así que cada vez que consigas sosegarte antes de gritar a tus hijos apuntalo. Cuando hayas conseguido varios puntos regálate algo: un tazón de chocolate, una tarde a solas,o lo que se te ocurra.

Haz una lista de objetivos y plazos e intenta ir cumpliéndolos paso a paso. Algunos serán más fáciles y otros tendrán una mayor entidad. Los más grandes divídelos en tareas y ves atacándolas individualmente. Así cuando veas que hay movimiento y se van cumpliendo algunos puntos te animarás para seguir con los siguientes.

Con estos consejos sobre cómo cumplir tus propósitos de año nuevo conseguirás cambios en tu vida pero ten en cuenta que algunos de los que te propongas este año ya te los has propuesto varias veces, así que no te desanimes si aún están pendientes para el año que viene. Cambiar cuesta.