Do It Yourself

Cómo elegir un seguro de coche

Coches accidentados

Aunque muchos lo vean como una obligación más o un impuesto encubierta, en realidad el seguro de nuestro coche puede sernos muy útil. Ojalá paguemos toda la vida un seguro y no lo utilicemos nunca, pero si un día lo necesitamos verás lo útil que es. El seguro del coche nos permite circular tranquilos ya que en caso de accidente será el seguro quien responda y cubra todo el daño material y las necesidades de los heridos, si los hubiera, así que veamos cómo elegir un seguro de coche.

A diferencia de las gasolineras, en el seguro del coche sí que hay competencia y podemos encontrar una gran variedad de propuestas. En realidad la diferencia económica entre ellas no suele ser excesiva (por mucho que digan en los anuncios), así que la elección de una u otra compañía muchas veces recae en las sensación de seguridad que nos da bien sea porque conocemos al corredor, nos lo recomienda un amigo, o se trata de una empresa con décadas de experiencia en el sector.

Aunque la ley española marca unos mínimos que deben estar cubiertos por el seguro, casi todas las compañías ofrecen servicios mejorados por muy poco dinero extra. Así entre la tarifa básica y el todo riesgo completo cada empresa ofrece varios escalones donde se van añadiendo nuevas cobertura, y aumentando el precio con ello.

Antes de sentarnos a comparar ofertas debemos tener claras nuestras necesidades y circunstancias. Si nuestro coche tiene menos de dos años probablemente nos interese un seguro a todo riesgo, aunque incluya una franquicia; pero para los coches de más antigüedad ya no suele valer la pena.

Si además de nuestro coche añadimos la renovación del de nuestra pareja, o el de la moto, seguro que podemos negociar un mejor precio con el corredor de seguros. Algunos bancos ofrecen descuentos en la hipoteca por contratar un seguro con ellos, así que quizás una tarifa algo más cara le suponga un ahorro por otro lado.

Es cuestión de sacar la calculadora y recordar que negociar no está mal, sino todo lo contrario.