Estilo

Cómo elegir un sombrero de caballero

Hombre con sombrero tipo Panamá

Nuevamente las mujeres nos ganan en variedades, colores y modelos de sombreros. Para ellas son un complemento ampliamente aceptado, pero para nosotros es aún algo novedoso. Hasta hace nada los únicos sombreros de caballero aceptados eran los de copa para lucir con esmoquin o los aquellos con un perfil más aventurero para excursiones por la naturaleza. Estas limitaciones se han ido suavizando por lo que ahora ya no es descabellado llevar un sombrero en casi cualquier ocasión. Aquí veremos algunos consejos a seguir para elegir un sombrero de caballero.

Para elegir el sombrero de nuestra talla mediremos nuestra cabeza a la altura de las orejas. Esta medida, en centímetros, será la que deberemos buscar en la tienda.

Para aquellos que tenemos una cara larga podemos reducir nuestras facciones con un sombrero bajo y de banda ancha, como un fedora o homburg. En el lado opuesto para alargar una cara redonda habría que optar por sombreros de anchura media y banda estrecha, como los Panamá.

Aquellos más bajitos deben optar por un sombrero bajo precisamente para no destacar la baja estatura, mientras que los que tienen un cuerpo robusto se verán más estilizados con un sombrero de copa alta.

Salvo que quieras marcar una nota discordante es conveniente que el color del sombrero combine con el resto de la ropa. Los de color café combinan bien con trajes verde, marrón y gris. Elige un sombrero gris para trajes azul oscuro, gris o negro. La opción más socorrida es el verde ya que combinará con cualquier color de traje salvo el azul.

El sombrero de bombín se considera un icono de la cultural inglés dando una gran sobriedad a un traje negro, pero su uso en el cine cómico ha hecho que si lo combinas con un traje excéntrico se considere un complemento cómico de primer nivel.