Hobbies

Cómo elegir una cámara digital doméstica

Family taking self portrait with digital camera

Aunque hoy en día estamos acostumbrados a utilizar nuestros teléfonos móviles para hacer fotografías o vídeos y compartirlos con nuestros contactos, y estos equipos ofrecen ya calidades importantes, la verdad es que por mero tamaño no pueden incluir un juego óptico de gran calidad como los que utilizan las cámaras fotográficas. Si queremos hacer buenas fotografías de nuestras excursiones o viajes, deberíamos optar por utilizar equipos específicamente diseñados para fotografiar. Aquí veremos algunos puntos a tener en cuenta sobre cómo elegir una cámara digital doméstica.
Todos estos consejos se basan en una utilización doméstica y sin pretensiones profesionales, ya que en tal caso habría que optar por cámaras tipo reflex y toda una serie de objetivos intercambiables que aumentan el precio considerablemente.

  • Resolución: Aunque se suele decir que cuánto más mejor, en realidad para un uso doméstico no aprovecharemos las capacidades más altas. Para realizar fotos con una buena calidad, que se puedan ver en una pantalla de televisión, es suficiente con unos 6 megapíxeles, por lo que una buena opción son aquellas cámaras capaces de dar 8 megapíxeles para tener un cierto margen.
  • Óptica: La óptica es el factor más importante de una cámara fotográfica, así que busca equipos con lentes de fabricantes de conocido prestigio. El sistema óptico determina también la capacidad de zoom de la cámara. Hay que fijarse en los datos del zoom óptico, ya que el zoom digital es, en realidad, y procesado posterior de la imagen por software con lo que la calidad disminuye.
  • Batería: Si bien las cámaras que funcionan con pilas comunes AA tienen la ventaja de ser fácilmente sustituidas en caso de viaje por contra suelen tener una duración menor. Si el presupuesto no lo impide sería preferible comprar una cámara que utilice batería y comprar una segunda de repuesto para usarla cuando estemos fuera de casa.
  • Almacenamiento: La mayoría de cámaras llevan una pequeña memoria interna, pero por regla general las capturas se guardan en una tarjeta externa. Aunque algún fabricante aún se resiste, lo normal es utilizar tarjetas de memoria SD.
  • Vídeo: Aunque no es su función principal es preferible que el equipo sea capaz de grabar pequeños vídeos con sonido.

Las cámaras inteligentes y con conexión a Internet están empezando a pisar fuerte en el mercado, si bien estas opciones dependen del fabricante y no se conoce el modelo de actualizaciones del software necesarias para adaptarse a los nuevos requerimientos que surjan para acceder alas redes sociales y sistemas de almacenamiento en la nube.