Hobbies

Cómo elegir una cámara réflex

Cámara Réflex

Si te ha picado el gusanillo de la fotografía probablemente notes que tu cámara digital compacta se te ha quedado pequeña. Ya has probado todas las configuraciones que indica el manual y la verdad es que consigues buenas fotografías, pero crees que te falta algo. Seguramente sea el momento de dar el salto a las cámaras réflex. Aquí indicaremos algunos puntos a tener en cuenta sobre cómo elegir una cámara réflex.

Sensor

Se trata del corazón de la cámara: recibe la luz y la convierte en señales eléctricas que son almacenadas en la tarjeta de memoria. El tamaño y su resolución son determinantes para la calidad de nuestras fotografías. Las cámaras réflex más sencillas incorporan sensores de tamaño APS-C, mientras que las profesionales llevan sensores full-frame de mayor tamaño. La resolución del equipo se mide en Megapíxeles y cuanto más tenga nuestro equipo mayor resolución tendrán las imágenes.

Objetivos

Una de las principales características de las cámaras réflex es la capacidad de intercambiar objetivos. De esta forma podemos utilizar el mismo cuerpo para captar imágenes muy lejanas o utilizar una lente ojo de pez para trabajar en interiores angostos. Al comprar un kit suelen venir dos o tres objetivos diferentes que nos permitirán hacer las prácticas que necesitemos. Si más tarde deseamos probar nuevas opciones podemos adquirir objetivos individuales, tanto nuevos como de segunda mano.

Visor

El visor es la parte de la cámara por donde miramos y nos permite encuadrar la imagen que deseemos. Hay objetivos con una cobertura total, donde vemos lo mismo que fotografiaremos, mientras que en otros la cobertura es menor y al realizar la fotografía capturaremos una imagen más amplía de lo visto. Además de este índice de cobertura los visores suelen tener un factor de ampliación que hace que veamos las cosas más cerca de lo que realmente están. Cuanto más buena sea la cámara mayor índice de cobertura y menor ampliación tendrá.

Rango de sensibilidad

Para poder realizar fotografías en cualquier circunstancia de luminosidad es importante que el rango de sensibilidad lumínica sea lo más amplio posible. La sensibilidad ISO base es de 100 y a medida que aumenta esta sensibilidad podemos hacer fotografías con menos luz ambiental.

Salvo que estés muy seguro de lo que quieres comprar es aconsejable acudir a una tienda especializada en fotografía donde podremos consultar nuestras dudas y nos facilitarán el soporte postventa.