Estilo

Cómo elegir una cartera

Cartera

La cartera es un accesorio más de nuestro estilo. Seguramente en algún momento deberás sacar la cartera de su bolsillo, bien sea para pagar o para entregar una entrada, por lo que deberíamos elegir la opción más adecuada al efecto que queramos dar. Aquí veremos algunos tipos y cómo elegir una cartera adecuada a cada situación.

En función del lugar y la formalidad del acto deberemos elegir una u otra cartera. Ya que no estaría bien visto acudir al teatro con una cartera de tela ni sería cómo realizar una excursión llevando una cartera monedero de piel.

Las carteras de caballero suelen doblarse en dos o tres partes de tal forma que se consigue un espacio interno donde guardar la documentación, las tarjetas, y el dinero en efectivo. Algunos modelos incluyen un monedero, aunque las más formales lo suelen evitar. El material de la cartera difiere dependiendo del estilo que deseemos: las carteras de tela, o plástico, permiten un estilo más deportivo y desenfadado, mientras que las de cuero son más tradicionales y se adaptan mejor a actos más formales. Para facilitar la elección podemos indicar que no hay que llevar cartera de tela en aquellas ocasiones en las que no podamos llevar unos vaqueros.

Las carteras que se doblan en tres partes tienden a generar importantes bultos en los bolsillos por lo que no son las más adecuadas en situaciones formales, aunque su mayor espacio interior las hacen mas cómodas en algunas situaciones. Este tipo de carteras suelen llevar una sección donde poner fotos, por lo que son más comunes en padres de familia.

Si vamos a llevar un traje es conveniente optar por billeteras simples y pequeñas donde podamos llevar la documentación mínima, una tarjeta de crédito, y algo de efectivo. Si creemos que vamos a necesitar más dinero o tarjetas es preferible guardarlas en el coche. En estos actos formales no debemos llevar monedero.