Estilo

Cómo elegir una pajarita

Young man correcting his bow-tie

Tras años en los que las pajaritas estaban relegadas a usarse sólo con fracs y en actos muy formales, están volviendo a ganar peso como complemento en un estilo menos formal. Así pues la pajarita ha abandonado su aire clásico y se atreve a explorar nuevos conceptos y estilos. Veamos cómo elegir una pajarita acorde a nuestro look.

Aunque últimamente la pajarita empieza a utilizarse en el día a día con ropa más casual, su hábitat natural sigue siendo las ocasiones formales donde vestimos de traje, y no solo en moda masculina. Una pajarita debe llevarse con una americana cruzada y abrochada. Las americanas abiertas lucen mejor con una corbata que llene el espacio central. Durante el invierno podemos sustituir la americana cruzada por un abrigo o gabardina cruzada.

Para aquellos que prefieran mezclar estilos, una buena opción sería utilizar la pajarita junto a un chaleco bajo una chaqueta de cuero negro. Si bien las chaquetas de cuero se suelen llevan abiertas, el hecho de utilizar un chaleco que cubra el pecho permite lucir una pajarita clásica dentro de un estilo muy moderno. Si combinas la cazadora de cuero con unos vaqueros tendrás un look muy actual.

Las pajaritas, al igual que las corbatas, deben ser de un color o llevar un estampado que se complemente con la camisa o jersey. De esta forma conseguiremos que la pajarita le de un punto desenfadado a nuestro estilo pero sin que su color acapare todas las miradas. Los más atrevidos pueden optar por combinar la pajarita con otro complemento en un color que resalte totalmente sobre el resto de prendas.

Si bien existe una tendencia a utilizar pajaritas de gran tamaño, es una apuesta arriesgada ya que se convertirá en el centro de atención, cuando debería ser un complemento más de nuestro estilo. Así pues una pajarita de tamaño normal será más adecuada en la mayoría de las ocasiones.