Estilo

Cómo elegir y combinar una corbata

tie

Cuando nos vestimos con un traje, ya sea para una celebración o para acudir a nuestro puesto de trabajo, hay que saber elegir y combinar la corbata. Hay que acertar con el modelo que llevemos porque posiblemente será lo segundo que la gente vea de nosotros después de la cara.

La elección de la corbata no es una tarea tan sencilla como parece. Para conseguir la adecuada hay que tener en cuenta tres aspectos básicos, que son el color, diseño y el tamaño. Siempre hay que elegirla una vez que hayamos elegido previamente la camisa. Ambas tienen que combinarse perfectamente. El estampado de la corbata debe ir en contraste con ella.

En el caso de que tengamos una camisa a rayas nunca podremos poner una corbata con el mismo tipo de rayas, tendrán que ser en todo caso más gruesas. Algo similar ocurre con las camisas de cuadros, que no admiten corbatas con cuadros del mismo tamaño. Servirían si fuesen más pequeños. En este caso siempre acertarás si apuestas por una corbata lisa.

No deberías de tener problemas para escoger el color de la corbata. Basta con que se complementen y vayan en sintonía. Entre otras cosas es importante que exista una diferencia en la intensidad del color. Por ejemplo podemos decantarnos por una corbata azul oscuro, que encajaría perfectamente con una camisa azul claro.

Además de las corbatas lisas, siempre hay otro comodín con las camisas blancas, que casan bastante bien con corbatas de cualquier color. Aunque en este caso también habría que preocuparse porque no se desentone la corbata con el traje.

A la hora de elegir este complemento, que no puede faltar a la hora de vestir con traje, también hay que reparar en la anchura. La tendencia de los últimos tiempos nos invita a usar los nuevos modelos que no son tan anchos y que ayudan a estilizar a aquellos hombres que no son de hombres muy anchos y que son más bien delgados. Los que sean un poco más corpulentos deberían de decantarse por el modelo de siempre, ya que encaja más con su cuerpo.

Si quieres conseguir la mejor corbata también hay que reparar en el largo, ya que nunca debe de rebasar el cinturón. Lo ideal es un centímetro por encima. También hay que acordarse de los nudos. Existen varias modalidades, pero el más elegante, sin lugar a dudas, es el clásico de toda la vida.