Belleza

Cómo eliminar un tatuaje

man with tattoos

Son muchas las personas que de adolescentes o jóvenes se realizan un tatuaje con el convencimiento de que les gustará y que estarán felices con él para toda la vida. Pero la realidad es que el paso del tiempo y las circunstancias de la vida hacen que a veces nos arrepintamos de ese tatuaje que nos hicimos en un brazo, en la pierna o lo que es peor, que tiene el nombre de nuestra primera novia con quien creímos que estaríamos toda la vida.

Actualmente, gracias a las distintas tecnologías es posible eliminar tatuajes. Se tratan de tratamientos dermatológicos que consiguen eliminar cualquier tipo de pigmentación en la piel permanente como lo son los tatuajes sin dejar casi ningún signo en ella. Para que se entienda un poco mejor: los tatuajes son unas bolsas de tinta que se incrustan en la dermis. Al ser de gran tamaño hacen que se le de estabilidad y que puedan permanecer en la piel permanentemente. Gracias al láser, este irá fragmentando todas esas partículas de tinta convirtiéndolas en otras mucho más pequeñas que posteriormente, serán eliminadas de forma natural por el propio organismo de la persona.

Si bien es posible eliminar todos los tatuajes, es verdad que los tatuajes más grandes y a color llevarán más tiempo y necesitarán un tratamiento más profundo que otros que solo sean de color negro pequeños. Los colores verdes y amarillos son los más difíciles de eliminar, con lo que se requieren más sesiones de láser para su eliminación por completo.

Al contrario de lo que muchos piensan, un tratamiento de eliminación de tatuaje no es doloroso. Aún así, en muchas clínicas médicas como en la Clínica Serrano, ofrecen la oportunidad al paciente de aplicar anestesia tópica o anestesia local si el paciente es muy sensible al dolor.

Una vez que se finaliza el tratamiento de eliminación del tatuaje, hace falta la aplicación de una crema antibiótica y cubrir la zona con un apósito. Dependiendo del tipo de tatuaje, se pueden necesitar de 4 a 8 sesiones para eliminarlo por completo. Las sesiones se repiten con una frecuencia de mes y medio y durante su aplicación es recomendable no tomar sol para no afectar más a la dermis.

En la actualidad existen muchas clínicas que se dedican a la eliminación de tatuajes con tratamientos láser, si vas a recurrir a una de ellas, asegúrate de que se trata de una clínica certificada y con profesionales con experiencia en la aplicación de láser en la piel ya que una mala aplicación podría causar consecuencias negativas en la piel.