Emprendedores

Cómo escribir un buen email

laptop email

El correo electrónico se ha convertido en una de las mayores herramientas para el trabajo cotidiano. Negocios y carreras enteras se definen a partir de lo que se escribe en estos mensajes, algo que nos obliga a reflexionar sobre la necesidad de redactar correos electrónicos más eficientes y claros, y persuasivos. El mail es una herramienta de sorprendente velocidad… pero los efectos de un buen mensaje están para quedarse.

¿Cómo escribir un buen mensaje de correo electrónico profesional?

Ten una cuenta seria. Para comenzar, nadie se toma en serio una dirección del tipo patillascalientes@… Si quieres que tus mensajes sea bien recibidos, sin que los confundan con spam o una broma, ten una cuenta con tu nombre y un perfil profesional para ese envío de mensaje.

Mantén el foco. El mejor mail es el que respeta el tiempo de los demás. Cuando escribas un mensaje ten bien en claro sobre qué vas a hablar. No te desvíes de la materia. La estructura ideal es:

a)Saludo breve: “Espero que tengas un magnífico día…” No por ir al grano hay que perder la calidez que abre muchas puertas.

b)El tema del mensaje: Hay que dirigirse al cuerpo central del mensaje. “Por cierto…” y “Hay un tema que quiero consultarte…” son conexiones que evitan un brusco cambio de tema, y nos permiten exponer nuestro punto: “… acerca de ese envío, me temo que no se reflejado en el estado de cuenta…”

c)Lo que deseas: Viene la parte más importante del correo, y esto es lo que quieres que haga el receptor. En este punto se claro y directo, sin palabras que suavicen el punto (pues esas fórmulas dejan rendijas por donde todo puede colarse): “¿Podrías revisar si hubo un problema en el banco o realizar el envío?”.

d)La despedida: Tan cálida como el saludo, pero con una frase que de alguna manera descargue la responsabilidad que colocas sobre los hombros de tu corresponsal:

“Sé que seguramente se trata de un error, y que cuento contigo.

Un abrazo…”

  • Sebastian Alvarez

    Buen Tema :)

  • Pingback: ¿Qué es el Save the Date? | Blog Bodas