Relaciones

Cómo evitar el spam telefónico

Depositphotos_23918423_original

Desde hace unos cuántos años una de las relaciones más duraderas que tenemos son con las diversas empresas con las que contactamos por teléfono, ya sea para contratar o dar de baja un servicio, hacer una reclamación o pedir, simplemente, información. Un mundo, el de los call center, aparte con unos comportamientos un tanto especiales.

La relación puede continuar por parte de la compañía con la que hemos contactado con llamadas continuas que puedan llegar a ser abusivas e intrusivas en nuestra vida personal o laboral. Todos conocemos casos en los que una compañía de telecomunicaciones llaman todos los días, a veces en horarios fuera del comercial, para ofrecer servicios o productos nuevos, o mejorar los existentes.

En muchas ocasiones, nos encontramos indefensos ante esta situación. Nos molestan en nuestra vida diaria cuando no hemos pedido que nos llamen y nos molestan con el ánimo de vendernos algo que no hemos solicitado. Es el llamado spam telefónico. Aunque no lo parezca, tenemos armas para defendernos. La primera, y más obvia, es llamar a la compañía que nos molesta y pedir que no vuelvan a hacerlo. No es lo más adecuado.

Gracias al desarrollo de la sociedad de la información y las nuevas tecnologías, contamos con un arma mucho más poderosa: la lista Robinson. Y no. El nombre no es por el comentarista de fútbol. Se refiere al protagonista de la novela de Daniel Defoe, Robinson Crusoe( aislado de la civilización en una isla desierta).

La lista Robinson es un instrumento creado por la Asociación Española de la Economía Digital y consiste en un servicio de exclusión publicitaria con el que poder evitar los abusos de las compañías que nos llaman constantemente. Vamos a detallar algunas de sus características.

-Gratuito y voluntario. Es un servicio que consiste en un registro online totalmente gratuito y voluntario por el que expresamos nuestra voluntad de que no nos llegue publicidad sin desembolsar ninguna cantidad de dinero.

-Distintas modalidades. El contacto publicitario no deseado puede producirse por varias vías: por teléfono, correo postal, correo electrónico, sms o mms. Nosotros decidimos que sistema es el que queremos excluir. Podemos hacerlo con alguno individualmente o con todos en general para que prevalezca nuestro derecho a la intimidad y a la portección de nuestros datos.

-Revocable. En cualquier momento, podemos darnos de baja de este servicio y volver a recibir publicidad, si es lo que queremos, en el apartado modifiación del registro.

-Requisitos. Inscribirse en la lista Robinson pueden hacerlo las personas mayores y menores de 14 años y las empresas se comprometen a respetar sus deseos de no recibir publicidad.

-Fácil y sencillo. El registro, además de gratuito, es sencillo. Solamente, hay que darse de alta en la página con la obtención de una contraseña y rellenar el formulario con nuestros datos y los servicios que queremos excluir.

-Es denunciable. Si estamos inscritos en este servicio y seguimos recibiendo llamadas, correos o mensajes publicitarios, podemos denunciarlo por incumplimiento de la Ley de Protección de datos y esas empresas pueden ser sancionadas con hasta 600.000 euros.

Si sufrimos abusos por parte de alguna compañía o empresa, el registro en la lista Robinson es un método sencillo y eficaz que cumple con la Ley de Protección de datos para protegernos de la voracidad y pesadez de determinadas compañías. Las compañías telefónicas, las más importantes al menos, miran con frecuencia las personas inscritas en la lista Robinson para evitar llamarlas y que su imagen de marca no se vea más perjudicada.