Emprendedores

Cómo ganar una discusión

Cómo ganar una discusión

Cuando se trata de emprender, no son pocas las ocasiones en las que hay que defender los propios argumentos a voz en cuello. Las controversias son algo habitual dentro de un equipo de trabajo, con los clientes y la competencia. Ante esas incidencias, lo mejor es ir preparado, y contar con una estrategia que nos permita ganar discusiones.

Cómo vencer en una discusión

Evita el enojo. En las discusiones (especialmente en aquellas que se dan ante un público) el que se enoja, pierde. Hay que mantener la cabeza fría y el pulso firme en una discusión, sobre todo si se trata de un altercado de tono elevado.

Expón argumentos, no divagues. Los insultos, las referencias personales, las disgresiones son factores que se usan para desviar una discusión del punto importante, seguramente por que se sabe que se va a perder. Si tu contrincante te agrede, la buena noticia para ti es que se está quedando sin argumentos. Por otra parte, si exponer tus ideas en una secuencia lógica y clara, convencerás.

Reconoce los aciertos del contrincante. Una manera de desarmar a quien discute contra nosotros es reconocer los méritos de lo que expone. En la medida que te muestras de acuerdo en ciertos puntos, la discusión con tu oponente se acercará a su fin.

Déjala para más tarde. Si ves que pierdes, hay una salida honrosa: pide que el tema se deje para después por falta de tiempo, asuntos pendientes o compromisos ineludibles, y aprovecha la pausa para preparar mejor tu causa.