Relaciones

Cómo hablar con una mujer y volverla loca

fiesta

Es acercarse a una chica y empezar a temblar y tartamudear. Al final te acabas regresando con tus amigos muerto de vergüenza. Esta imagen se ha repetido millones de veces en las discotecas. A todos nos gustaría aprender a hablar con una mujer y volverla loca desde el primer momento.

Siempre que te acerques a una chica es preciso que saques a relucir temas emocionales, entre los que se incluyen ambiciones, recuerdos de infancia o pasiones. Es una buena manera de que se abra ante nosotros. No tengas en ningún momento miedo de llevar el peso de la conversación. A ellas les encanta que la otra persona tome el mando.

Tienes que prestar mucha atención a las señales no verbales que nos da. En muchas ocasiones es posible que nos acerquemos demasiado y que acabemos escupiéndola al hablar. Aunque no nos diga nada es posible que con su cara esté mostrando su incomodidad. No dudes en pedir disculpas.

Recuerda que las mujeres se sienten atraídas por aquellos hombres que les hacen divertirse, no por los que están gastando bromas continuamente. Intenta centrarte en ella, no en tus dotes de cómico. Si lo que buscas es una conversación divertida siempre puedes coquetear con ella burlándote de algunas cosas. Es como retroceder en el tiempo y volver al patio del colegio, donde este tipo de comentarios siempre resultaban eficaces. Siempre es mejor que lo intentes con alguna chica que ya conozcas y que sepa como eres.

Cuando te acerques a la chica intenta conseguir un poco de intimidad con ella. De esta manera podréis tener una conversación más personal para hablar de vuestros asuntos. Evita en la medida de lo posible realizar muchas preguntas al estilo entrevista. No debes de convertir esto en un interrogatorio. Es mejor que des tu opinión sobre las cosas.