Do It Yourself

Cómo imprimir fotografías

Impresión fotográfica

La expansión fotografía digital ha revolucionado tanto el mundillo fotográfico como la relación que tenemos con nuestras instantáneas. No hace tanto cuándo íbamos de viaje o de excursión sacábamos unas cuantas fotografías para posteriormente llevarlas a revelar a una tienda, por lo que desde el momento que sacábamos la fotografía hasta que podíamos verla pasaban días, o incluso meses. Actualmente podemos ver el resultado de una captura instantáneamente lo cuál nos permite repetir una foto si alguien del grupo ha salido con los ojos cerrados, sin más coste que el gasto de la batería. Aunque por lo general estas fotografías se quedan dentro de nuestros equipos y no pasan al mundo físico, en este artículo veremos cómo imprimir fotografías para tener una buena calidad.

Generalmente las impresoras caseras tienen un tamaño de impresión máximo de un folio DIN A4 por lo que si queremos imprimir algo de mayor tamaño, tipo póster, tendremos que acudir a un centro de revelado o una imprenta con la imagen a imprimir a la máxima calidad posible.

Antes de imprimir una fotografía revisa la calidad de impresión configurada en tu equipo. Los equipos caseros suelen tener una calidad entre 300 y 400 ppp (píxeles por pulgada), si bien para fotografías pequeñas podemos apañarnos con 150 ppp.

Aunque podemos imprimir una fotografía en un folio normal, lo más adecuado es utilizar papel de calidad fotográfica. Este papel es más grueso y tiene un acabado mate o brillo, según nuestras preferencias. En este papel la tinta patina más que en el folio por lo que es importante configurar la impresora indicando que vamos a utilizar papel fotográfico, o de lo contrario usará demasiada tinta y se correrá.

Una vez terminada la impresión lo mejor es no tocar la imagen hasta que se haya secado o corremos el riesgo de dejar nuestra huella impresa sobre la tinta.

Hay que tener en cuenta que la tinta de impresora casera no resiste la acción de la luz solar, por lo que si vamos a utilizar nuestras imágenes en el exterior es preferible acudir a una imprenta profesional.