Sex and Life

Cómo introducir juguetes en nuestra vida sexual

Erotic wooden cube

Hoy en día la sexualidad ha roto muchos tabúes, hemos aprendido que existen muchas más posturas que las clásicas o qué no estamos limitados sólo a la cama. Aun así a veces nos gustaría tener nuevas sensaciones, sobre todo si tenemos una pareja fija. Una forma fácil dar vida a tu relación de pareja es cambiando la rutina sexual utilizando juguetes. Si no tienes experiencia en estas lides aquí indicaremos cómo introducir juguetes en nuestra vida sexual.

Todos los juguetes que indicamos son fáciles de encontrar en un sexshop. Si bien hay multitud de sitios en Internet donde comprar juguetes eróticos es recomendable que la primera compra se realice en una tienda física donde podamos ver el muestrario y nos dejemos aconsejar por los dependientes. Así mismo es preferible que vayan a la tienda los dos miembros de la pareja y que la compra sea consensuada.

En las tiendas podéis encontrar vestidos y disfraces eróticos con los que animar y realizar algunas de las fantasías más básicas. Esta es la forma más suave de entrar en el mundo de los juguetes eróticos.

Para los animar juegos previos se pueden usar cremas para dar masajes a nuestra pareja o pequeños plumero para buscarle las cosquillas. Se trata de juegos no invasivos que permiten relajarse y ayudan a variar nuestras relaciones.

Uno de los juguetes más famosos es el consolador o vibrador. Los hay de todos los tamaños, formas y colores por lo que puede llevar a confusión. Aunque en las películas suelen aparecer aparatos de gran tamaño en realidad no son los más adecuados para iniciarse en su uso. En estos casos es preferible un vibrador para clítoris pequeñito que permita que ella se acostumbre a las sensaciones de la vibración y permita una mejor estimulación previa. Podéis incorporar esta estimulación a los juegos previos.

Otro juguete con mucho éxito es el anillo vibrador. Este juguete combina la vibración sobre el clítoris con la penetración tradicional haciendo que cambien totalmente el ritmo y la forma de penetración para aumentar así el placer.

¿Te animas a probar?