Sex and Life

Cómo ligar con éxito en un festival de verano y no morir en el intento

"Los Devchatos" russian group performs

Llega el verano y el calor y con él aparecen en nuestro horizonte una de las mejores alternativas de ocio y disfrute de las que podemos gozar: los festivales de de música. Un encuentro único en el que podemos unir varias de las pasiones humanas más importantes: la música con nuestros grupos y artistas favoritos y el amor( en sus múltiples variantes), rollo de una noche, o de festival, o una chispa que aparece y se mantiene una vez se baje el telón.

El verano no es el único territorio de los festivales de música. Podemos disfrutar del Primavera Sound en Barcelona en Mayo y del Sonar a mediados de Junio. Son precursores de una auténtica avalancha de sonidos. El Festival de Benicassim, Contempopranea, Monegros, Low Cost Festival en Benidorm: hay para todos los gustos. Unos festivales de verano que han ido cambiando con el tiempo y que no han sido inmunes a la crisis económica. Cambio de propietarios y de rumbo, desaparición de algunos ( Esparrágo Rock, Doctor Music y Festimad por ejemplo) además de la contratación de otro tipo de artistas más asequibles. Pero la esencia es la misma. A la orilla de la playa, en la montaña o en el interior. Se trata de pasar tres o 4 días en compañía de los amigos, alojarse en tiendas de campaña como quinceañeros y la aventura de ligar o buscar sexo.

El verano y la práctica del ligoteo es algo muy extendido. Noches de relajación y desenfreno en un ambiente distentido al lado de la playa o en una piscina mientras escuchas a tus grupos favoritos. Una forma más de salir de nuestra rutina acompañados de buena música. Además, siempre tendremos la posibilidad de encontrar sexo, con o sin compromiso. El calor y el buen tiempo vendrán acompañados de una menor vestimenta y de una mayor insinuación de los cuerpos. Para ello, hay una serie de consejos que debemos seguir para saber cómo ligar con éxito en un festival de verano y no morir en el intento.

-Elegir el Festival. Es la opción previa. Aquí nos encontramos con un dilema importante ya que deberemos elegir entre un Festival por los artistas y grupos que acudan o aquél en el que tengamos más posibilidades de ligar y encontrar sexo. No hay que engañarse. No es lo mismo ligar en el Sonar, festival de música electrónica en una ciudad y ambiente urbano, que hacerlo en el Festival de Benicassim, al lado de la playa( con todo lo que ello supone) y con la zona de acampada en las que todos y todas se mezclan y comparten un espacio reducido dando más opciones para encuentros casuales.

Por otra parte, también debemos tener en cuenta el tipo de público que acude a cada festival para aclarar nuestras ideas acerca de encontrar diversión. La desinhibición, el esparcimiento y la falta de complejos es típico de cualquier festival de verano pero no es lo mismo ir al Festival de Benicassim, donde más de la mitad de los visitantes son extranjeros( principalmente británicos) que ir al Festival Low Cost con un público eminentemente nacional. Y todos sabemos las cosas que podemos llegar a hacer fuera de nuestro país cuando estamos de vacaciones.

-Nuestro look. Es un aspecto muy importante. Es lo primero que van a ver de nosotros mismos y debemos adaptarnos a nuestro entorno. No podemos ir de chaqueta y corbata a un festival salvo que queramos llamar mucho la atención. Además, sería muy incómodo. Unas buenas gafas de sol, un sombrero a la última moda, pantalones cortos y zapatos cómodos( las sandalias son muy peligrosas). Un buen estilo para llamar la atención, positivamente. Y, si hemos trabajado nuestro cuerpo duramente durante el invierno, camisetas de tirantes para lucir músculo. Es obvio decirlo pero las chicas tienen más posibilidades que nosotros en cuánto a la ropa: minifalda y un buen escote y nos hacen perder la cabeza. Somo así de simples muchas veces.

-Perder la vergüenza. Si la tenemos, claro. En muchas ocasiones no liga más la personas más guapa ni la más atractiva sino la más lanzada y sin complejos. Si a eso unimos una personalidad divertida y desinhibida, el cielo está a nuestra alcance. En un festival de música, los sentidos se confunden. No hay que negarlo: el alcohol( y en algunos casos otro tipo de drogas) nos hacen ver las situaciones y a las personas de un forma totalmente distinta. Cosas que no haríamos en nuestra ciudad ni en broma, aquí si las podríamos hacer ya que perdemos el miedo al que dirán. En algún festival lo ponen más fácil incluso. Se facilita una pulsera de color verde que indica que estás soltero y abierto a una relación, rollete o un encuentro. Sexo en verano, en resumen. Es otra manera de clarificar las cosas aunque parzcan que nos etiquetan como al embutido.

Estos festivales no dejan de ser un evento social. Distinto pero un encuentro social al fin y al cabo. En algún momento tendremos que hablar con desconocidas si queremos ligar. Hay que perder el miedo y lanzarnos a la piscina. Son cada vez más las personas que acuden a los festivales buscando la ocasión de encontrar un rollo de verano, divertirse y ligar que la propia música en sí misma.

En un festival de música en verano lo tenemos todo al alcance. Hace unos años acudir a un festival de este tipo era retroceder, en cuestiones sanitarias, a la prehistoria. Además de divertirnos, podríamos volver con alguna que otra enfermedad. La experiencia de acudir a un baño era alucinante. Ahora no. En la mayoría de los casos, la higiene ha mejorado mucho. Lo que sigue existiendo es la aventura. Tanto la musical como la emocional o física. Sigue siendo uno de los mejores momentos del año para tener un encuentro sexual fortuito o, en fin, servir para enamorarnos. Nunca se sabe ni existe nada escrito.