Emprendedores

Cómo mejorar: date consejos como si fueras un amigo

Narbonne_Neil_160410;Dubbroca_Joffrey_160410

Cuando debemos tomar una decisión importante hay algo que quisiéramos por encima de todo: la compañía y consejo de un amigo que nos ayude a elegir la alternativa ideal para salir adelante. Y es que al tomar una alternativa hay una serie de factores que nublan nuestra razón y nuestro buen juicio: los sentimientos, la premura, la falta de información. Si no tienes un amigo a la mano: ¿Qué es lo que puedes hacer?

Date consejos como si fueras un amigo tuyo

Cuando no tengas a nadie a la mano en quien puedas confiar para pedirle consejo, hay una manera de evadir esos factores que te pueden llevar a tomar decisiones equivocadas. Generalmente, cuando tenemos un amigo que nos sirve de consejero siempre alabamos que pueda ver las situaciones con claridad, sin los sentimientos que nos embargan.

Si eres capaz de ver fuera de ti mismo, y darte consejos desde una perspectiva externa, entonces ganarás en campo de visión y en objetividad ante los problemas, y podrás tomar en cuenta los elementos que realmente importan en tus decisiones.

Así que cuando te veas ante un problema que te coma los sesos, velo desde fuera: piensa en ti mismo como un amigo al que quieres ayudar a salir del embrollo. Al pensar en un consejo, elimina aquellos factores que sabes que son ajenos y que realmente oscurecen la toma de decisiones.

Verás que eliges bien y más rápido lo que verdad te conviene. Y es que quién puede un mejor amigo que tú mismo.