Relaciones

Cómo ocultar una infidelidad a tu pareja

Man undress woman

Hay que partir de la base de que ocultar una infidelidad a tu pareja en la era de internet y los dispositivos móviles es cada vez mucho más complicado. Teléfonos con cámaras y programas de mensajería que son unos chivatos lo ponen más difícil. En la era global la privacidad tiende a desaparecer, no existe. Quieras o no quieras, estás presente en un mundo digital que lo ve y guarda todo.

No existe un método milagroso para tratar de ocultar una infidelidad a tu pareja. Y tampoco es fácil superar una infidelidad.  El resultado del descubrimiento de una infidelidad es la pérdida de confianza y una de las principales causas de las rupturas amorosas. La principal receta es el sentido común. Nunca te exhibas en lugares públicos. Lo que sí hay es una serie de consejos básicos que seguir que puedan minimizar el riesgo de que el amante infiel sea pillado:

-Tener mucho cuidado con la información y el rastro que dejamos en las redes sociales. Facebook es un enorme barrio de 1.000 millones de usuarios que permite conectarnos con amigos actuales, así como recuperar el contacto con antigüas parejas. Las redes sociales debes dejarlas para relacionarte con los amigos, familiares o compañeros de trabajo. Paras las amantes, son mejores las redes privadas de contactos.

-Vigila tu smartphone. Tu móvil ya no es un móvil. Es un ordenador que, de vez en cuando, utilizas para llamar por teléfono. Pero deja una huella muy peligrosa de tus contactos y conversaciones en los programas de mensajería, whatsapp por ejemplo, y correo electrónico. Un motivo importante de discordia es la última hora de conexión de esa aplicación. Supongamos que le has dicho a tu pareja que no has salido una noche pero ve que estás conectado y mandando mensajes a altas horas de la noche. Se quiebra la confianza y te vigilarán más de cerca. Si tienes un iphone no hay problema, desactivas la opción de última conexión en línea. Si tienes un móvil con andorid deberás descargarte alguna aplicación para ocultarlo.

-Rutina. Evitar cambios bruscos en nuestros hábitos y costumbres así como repentinos cambios de comportamiento. La ansiedad que puede provocar el mentir a tu pareja es uno de los principales indicadores de nuestro engaño. Si siempre comes o cenas en casa y, de repente, ya nunca lo haces, empezarán a sospechar de ti.

-Coartadas. Siempre debemos tener preparados un buen manual de excusas. La infidelidad puede convertirse en todo un arte gracias a la telaraña que debemos construir para no ser pillados. En estos casos la improvisación no es una buena consejera, salvo que seas un consumado maestro. Pero es preferible no arriesgar y pensar muy bien los pasos que debes seguir, antes y después del engaño.

-Discreción. Si pasas la noche en un hotel con alguien que no es tu pareja, no pagues con tarjeta de crédito. Te pillarán por tonto. Una de las razones de que pillen a más hombres que mujeres en infidelidades, es que ellas son mucho más discretas que nosotros.

La infidelidad aparece, normalmente, cuando una pareja atraviesa por una crisis y se busca un poco de diversión o evasión de los problemas cotidianos. Un engaño puntual puede ser fácilmente ocultado pero una infidelidad continua y duradera requerirá por nuestra parte altas dosis de precaución y ocultamiento, como una doble personalidad, que no todo el mundo es capaz de asumir.