Estilo

Cómo organizar tu armario

Suits and shirts for sale

Una de esas materias pendientes en la vida de cualquier hombre es la organización. La mayoría de nosotros considera esos menesteres y cuidados como dignos de, bueno, maricas… Sin embargo, se trata de un asunto de mínimo cuidado personal y de vida doméstica. De manera que si quieres pasar de tener tu habitación hecha un campamento gitano, aquí te damos algunos consejos para ordenar tu armario.

Nada de sobrecupo. No atiborres cajones ni repisas: la mejor estrategia es colocar cada cosa en su lugar, y de la manera más ordenada posible. De no hacerlo, sólo maltarás tu ropa innecesariamente.

Bolsas para los trajes. No te los entregan en una bolsa para transportarlos: la bolsa los proteges del polvo y de los insectos. Así que bolsas para tus trajes más delicados.

Zapatos en su casa. Deja a tus pares en su caja o en bolsas para protegerlos de la luz del sol y del polvo.

Suéteres doblados. No los cuelgues, pues de otra manera se deformarán por su mismo peso.

Dobla y cuelga. Toda tu ropa lavada en la tintorería debe ser colgada apenas y la lleves a casa, en un gancho limpio. Los pantalones cuidadosamente doblados sobre sí mismos en el travesaño del gancho.

Saca lo que se va a lavar. Sólo tus pantalones y suéteres admiten más de un uso: todo el resto de tu ropa (camisas, playeras y sobre todo la ropa interior) debe ir al cesto del lavado tras el primer uso.

Acerca de los leggins, no sabemos en dónde debas meterlos…