Do It Yourself

Cómo pintar las ventanas de madera

Window

El toque de distinción que le proporciona a cualquier casa hace que haya mucha gente que no se decida a cambiarlas. Hablamos de las ventanas de madera, que para que conserven un buen estado es necesario pintarlas con bastante frecuencia.

No olvidemos que la madera es un elemento vivo que se ve afectado por los cambios de temperatura, de ahí que se pueda contraer o dilatar. Además la continua exposición a las inclemencias meteorológicas hace que la pintura sufra en exceso. Lo normal es que se vaya agrietando y se decolore.

Antes de ponernos a pintar la ventana hay que eliminar la pintura que tenía anteriormente. Si se trata de una superficie muy grande podemos optar por usar un decapante químico para a continuación pasar una lija de grano medio. Intentaremos frotar siempre en dirección de la veta de la madera. No nos olvidemos tampoco de los ángulos y molduras.

Revisamos bien la madera de la ventana para comprobar si tiene grietas o agujeros. En el caso de que las tuviese emplearíamos masilla especial para madera, que nos ayudarían a rellenar los huecos con la ayuda de una espátula. Dejaremos que seque la masilla para volver a lijar la superficie con intención de conseguir que la madera adquiera un aspecto liso y uniforme.

Proteger cristales

Hay que pintar sin manchar cristales y paredes. Por eso antes de pintar hay que poner cinta adhesiva en el contorno de la ventana y en la manilla. Una vez que acabemos con todo este proceso ya podemos empezar a pintar.

Toca elegir también el tipo de pintura más adecuada. Para estas superficies recomiendan pinturas al esmalte y pinturas al aceite. No desprenden un olor muy fuerte y además secan con facilidad. En este articulo te explicamos qué tipo de pintura elegir.

Pintaremos con brocha y los movimientos tienen que ser largos y extendidos, hasta que nos quedemos sin pintura.